Mérida, Yucatán; 15 de enero de 2020 (ACOM).- Luego de meses de calvario exigiendo su pago ante la Secretaría de Educación de Yucatán (Segey) y ante la presión de los usuarios en redes sociales, la maestra que se viralizó por su colapso nervioso en la sede de la dependencia estatal recibió el pago de las quincenas atrasadas.

Poco más de cuatro horas bastaron para que Karina Roxana Reyes Castilla fuera atendida por las autoridades educativas y recibiera un cheque por 30 mil pesos por el concepto de sueldo desde el mes de agosto hasta el 31 de diciembre pasado.

Entrevistada por este medio, la profesora, quien era directora de una escuela de Ciudad Caucel y en las últimas semanas laboró como docente en un plantel de Maxcanú, explicó que la entrega se hizo gracias al apoyo y presión de muchos docentes, así como de un sindicato de maestros.

Por el momento, Reyes Castilla dijo que guardará reposo en casa, pues debido al enojo y desesperación de ayer sufrió problemas con la presión.

Luego de este primer paso, Karina luchará por hacer válido su puesto de profesora con base que le fue notificado desde octubre de 2019.