Mérida, Yucatán; 7 de julio de 2021 (ACOM).- El turismo es el más afectado por las protestas en Sisal, debido a la negativa de los lugareños para que el puerto sea reconocido como Pueblo Mágico.

Según el empresario Jorge Escalante Bolio, el sector inició con el trabajo de promoción turística para atraer visitantes al nuevo destino, situación que se vería afectada si las autoridades dan marcha atrás al nombramiento como han solicitado los habitantes de Sisal.

Advirtió que la confrontación tampoco daría solución a las mejoras de infraestructura y servicios que se han solicitado.

«Ya gastamos en hacer lo nuestro en promover Sisal. Resulta que ahora no quieren ser pueblo mágico y no quieren permitir la entrada a turistas, entonces, esto no es la solución, no es el camino adecuado. Que la gente no quiera ser un pueblo mágico sí nos afecta», externó.

El ex presidente del Consejo Empresarial Turístico (Cetur) y de otras cámaras empresariales en Yucatán reconoció que el destino enfrenta diversas carencias, sobre todo en mantenimiento de calles y servicios, aunque insiste en que el cierre del puerto a los visitantes no será una solución a estos problemas.

Conminó a los gobiernos municipal, estatal y federal a atender las demandas de los vecinos de Sisal para que el conflicto llegue a una solución.