«Soy Renán Barrera, espero contar con tu apoyo. ¿Cómo estás? ¡No te dé pena!», dijo el candidato a la gubernatura del Estado, al detenerse a saludar a la joven Cristina Cat Batún. Ella estaba sentada en su motocicleta, relajada escuchando al candidato.

Renán le pidió que invite a sus amigos, a su familia entera, para que salgan a votar el 2 de junio. Ella asintió con la cabeza. Alegre, Renán se despidió y tocó el casco que ella portaba en la cabeza.

Fue una mañana de caminata intensa que inició a las 9:25, desde que llegó hasta Akil. Lo primero que el candidato hizo fue saludar al señor Teodoro Balam Yah, quien contento invitó al candidato a subirse a su triciclo. Una nube de fotógrafos se plantaron frente a ellos y ambos sonrieron para los jóvenes que grababan videos y capturaban las imágenes.

¿Dónde empezamos?, preguntó Renán. Entonces le señalaron una casa. El derrotero era la calle 20, con un quiebre hasta salir a la 31, la principal y llegar al mercado. Pero en ese momento, se plantó frente a una ama de casa, la saludó, le pidió votar por él, y durante un rato, escuchó que las mujeres necesitan impulso para salir adelante y empleo bien pagado para su esposo.

El candidato se comprometió a trabajar intensamente con la ayuda de la gente para buscar medios para que haya más y mejores empleos, sobre todo bien pagados. En su paso encontró a Jesús Marcelino Navarrete Cabrera, de edad avanzada. «Yo lo que le pido», dijo, «es apoyo económico para gente como nosotros».

Renán Barrera akil Dijo que aunque recibe recursos del programa federal institucional, éste no es suficiente. «Hay que salir a votar para hacer ese cambio y mejorar las condiciones de vida de todos», subrayó el candidato. Caminó casa por casa. Saludó incluso a un niño, a quien le regaló un dulcecito. Le estrechó la mano al pequeño y le pidió que le diga a sus padres que salgan a votar.

El trayecto era de alegría. La batucada imprimía el sabor tradicional de las caminatas políticas que se repiten cada tres años. Pero esta es especial. Se trata de defender los avances logrados, sobre la seguridad y tranquilidad, que los otros aspirantes quieren cambiar y arrebatarles a los yucatecos.

Renán Barrera Akil

Cuando llegó sobre la calle 31, saludó a Vicente Ávila, vendedor de plantas de hornato que tiene su negocio sobre la banqueta. Luego, a las 10:27 entró al mercado municipal, estrechando la mano a los vendedores, a los que hacían cola para comprar tortillas, para comprar algún complemento para el guiso del mediodía.

Fue una caminata intensa, alegre, de contacto directo con las familias. Lo acompañaba su equipo más cercano: Jorge Puga Rubio, Luis Correa Mena y Diego Ávila Romero, alcalde de Tekax, y la candidata a la alcaldía de Akil, Leticia Castillo Nic.

Encuentro en Xahuayán

Más tarde, a las 11:15 llegó a la comisaría de Xahuayán, de Oxkutzcab, al encuentro con productores de la región. De acuerdo con los organizadores, había más de 2 mil personas, hombres y mujeres, que le aplaudieron y le gritaron: ¡Gobernador, gobernador, gobernador!

En ese lugar, estuvo acompañado de Rolando Zapata Bello y de Kathia Bolio Pinelo, fórmulas al Senado de la alianza PRI-PAN-PRD, y Juan José Canul Pérez, candidato a diputado federal.

Renán Barrera Akil

«Aquí unidos vamos a ganar, y unidos mantendremos la memoria de nuestro pueblo porque el mejor equipo es el de los yucas ¡Si no, que lo diga Akil!», indicó Barrera Concha, cuando dirigió su mensaje ante cientos de personas. 

«Si todos estos talentos vamos juntos, ¡nadie nos para! Si no, que lo diga Camila Navarrete, nuestra representante nacional en tiro con arco; o Damián Medina, nuestro compositor en lengua maya; o don Julio Magaña, uno de los grandes emprendedores del terruño», expresó. Esos reporteros estaban presentes en el lugar, bajo un enorme toldo, resguardándose del inclemente sol.

«Luchemos por mejores empleos y seguir siendo un municipio muy formal en materia de empleo, pero eso sí, mejor pagados que $250 pesos, que con eso no se puede vivir bien, para eso es necesario tener más apoyos en educación, ya que quienes estudian venden mejor su trabajo y son más eficientes».

«Continuaremos con los apoyos, habrá más y mejores, para los productores agrícolas tales como más sacos de maíz entregables, pero también para todos los habitantes de Akil, como más médicos a domicilio, más desayunos escolares y más becas para transformar nuestro estado, porque en Akil «Unidos gana Yucatán», expresó. Se retiró poco después del mediodía para continuar con su apretada agenda.