Dzilam González, Yucatán; 4 de mayo de 2019 (ACOM).- Triste final tuvo Miguel CH. de 60 años de edad, cuando decidió quitarse la vida anoche por la vía del ahorcamiento dentro de un predio ubicado en la calle 31 entre 22 y 24, a pocos metros del Colegio de Bachilleres.

Vecinos del lugar dijeron que el hoy occiso era un bebedor consuetudinario, al igual que uno de sus hijos, por lo que se presume que pudo ganarle la depresión, motivo por el cual se ahorcó en un árbol de mango, ya que vivía sólo en su casa desde que enviudó.

El difunto en vida era jornalero, se dedicaba a chapear terrenos, vender leña, entre otros actividades para ganarse el sustento diario, pero a últimas fechas el trabajo ha escaseado mucho en la localidad.

Al lugar arribaron agentes municipales y estatales quienes resguardaban el lugar, en espera de personal de la Fiscalía General del Estado para levantar las primeras pesquisas y del Servicio Médico Forense (Semefo) para el levantamiento del cadáver.