Mérida, Yucatán, 4 de febrero de 2020 (ACOM).- El relevo en la Mesa Directiva del Congreso del Estado no garantiza que la votación sobre el matrimonio igualitario sea abierta, pues a decir de la su nueva presidenta, Janice Escobedo Salazar, a pesar de estar de acuerdo con esa reforma el modo en que se emitan los sufragios los diputados será producto del consenso que se logren con las fuerzas políticas que integran la LXII Legislatura.

En entrevista, la priista, quien en la última votación sobre las modificaciones legales para la unión de personas del mismo sexo hizo público su voto argumentó que será mediante los acuerdos como se realizará la votación en el pleno que puede ser de manera económica (a mano alzada) o nominal que incluye dos formas: secreta o mediante el sistema electrónico con el que cuentan los legisladores y que es público.

“Creo que lo importante es que podamos tener un consenso con todos los diputados, entiendo que la decisión del anterior presidente de la Mesa Directiva Enrique Castillo Ruz fue por la seguridad de los legisladores”, argumentó.

Comentó que no se “animaría” a mover el método de votación en el Pleno, aunque es responsabilidad directa del presidente de la Mesa Directiva e insistió en encontrar los consensos con los 24 diputados restantes.

Afirmó que estará abierta al diálogo con los integrantes de la comunidad LGBT+ para encontrar los canales de comunicación que permitan que esa reforma sea plasmada en las leyes locales.

“Ustedes saben el sentido de mi votación, pero esto no puede ser tomado como una incidencia directa en el sentir de todos los diputados, cada uno es libre de expresar el voto que así considere”, finalizó.