Yucatán atravesó por una intensa temporada invernal, al superarse de manera importante el número de frentes fríos que llegaron a esta región.

Informes meteorológicos señalan que la cifra de sistemas frontales creció un 20% en el periodo que concluirá el próximo 20 de marzo, con el inicio de la primera, aunque se reconoció que se espera que más eventos de este tipo lleguen en los próximos meses.

«De 39 frentes fríos que se han formado, 26 han afectado a la Península de Yucatán, cuando el promedio de afectación es de 21. En esta temporada 2023-2024, se ha roto, prácticamente el promedio», apuntó Juan Vázquez Montalvo, meteorólogo de la UADY.

Febrero tuvo lo más fuerte de intensa temporada invernal

La parte más intensa de la fase invernal ocurrió en el mes de febrero, en el que se registraron valores mínimos de hasta 7 grados Celsius, en el sur del estado.

Asimismo, se informó que la temporada de frentes fríos concluye hasta el mes de mayo, por lo que se espera que continúen llegando algunos sistemas frontales, los cuales no serían intensos, debido a que predomina el calor en el estado.

Sin embargo, de arribar un sistema de mayor magnitud, este podría generar tormentas con vientos fuertes, al entrar en contacto con las altas temperaturas.

Te puede interesar: Periodo de sequía en Yucatán inicia antes de lo previsto

«De los frentes fríos que quedan, para marzo faltan dos, prácticamente, abril, suceden 3 y en mayo solo hay uno. Los clásicos, de marzo, la lluvia de ciruelas, y abril, en la primera quincena, la segunda lluvia de las ciruelas, y en fines de abril, el ventarrón del día del niño», mencionó.

Externó que el frente frío que suele ocurrir en el mes de mayo, usualmente genera un fenómeno que los hombres de mar conocen como el «Cordonazo de la Santa Cruz», el cual se caracteriza por generar tormentas, vientos fuertes e inundaciones en la costa.

ACOM