Mérida, Yucatán; 23 de julio de 2020.- Especialistas del Hospital General Regional (HGR) No. 1 “Lic. Ignacio García Téllez” lograron salvar a una mujer embarazada del COVID-19, a través de un diagnóstico y acciones oportunas para salvaguardar su salud y la del bebé al momento de su nacimiento.

El doctor Gilberto Cauich Méndez, coordinador clínico de Ginecobstetricia, explicó que la derechohabiente, de nombre Leticia y con 35 años de edad, acudió el 25 de junio del 2020 a consulta de Obstetricia para control prenatal.

Durante la cita, los médicos determinaron tomar una muestra por sospecha de COVID-19, ya que presentaba temperatura de 38 grados, tos y dolor abdominal; el resultado de dicha prueba resultó positivo.

En ese momento la derechohabiente cursaba con 38 semanas de embarazo y para evitar complicaciones al binomio, el 26 de junio de 2020, el equipo de médicos especialistas estudió el caso y decidió en conjunto con la familia, realizar una cesárea, con la cual fue posible el nacimiento de un niño con un peso de 3 kilos 820 gramos.

Con los antecedentes de la madre, el equipo de Neonatología del HGR No. 1, encabezado por la doctora Ana Isabel Lavadores May, dio puntual seguimiento médico al recién nacido, además de tomar una muestra para determinar si el bebé también tenía coronavirus. Afortunadamente, la prueba dio resultado negativo.

“La literatura hasta el momento no ha confirmado una transmisión vertical del virus, es decir, que pase de madre a hijo a través de la placenta, ni de la leche materna; sin embargo, todo recién nacido con exposición perinatal a COVID-19 recibe en el IMSS Yucatán manejo con todas las medidas de protección: madre con máscara que cubra la boca y nariz, distancia permitida entre madre e hijo, y toda vez que tanto madre e hijo se encuentren estables, se continúa con la lactancia materna a libre demanda”, explicó Lavadores May.

Hasta ese momento, Leticia y su bebé evolucionaron favorablemente, por lo que los expertos del Seguro Social los dieron de alta para continuar con los cuidados desde su domicilio.

No obstante, después de 48 horas, la madre presentó nuevas complicaciones respiratorias que requirieron de hospitalización y apoyo de oxígeno.

“Se reingresó por la agudización de su cuadro respiratorio, estuvo en terapia intensiva por dos semanas con manejo de un equipo multidisciplinario, con el cual tuvo una evolución satisfactoria; posteriormente, fue trasladada al área de recuperación”, explicó Cauich Méndez.

Leticia fue atendida en la Unidad de Cuidados Intensivos de Adultos (UCIA) del HGR No. 1, en la que se le proporcionó apoyo ventilatorio mecánico y tratamiento médico que le permitió recuperarse y ser egresada el pasado 17 de julio, en medio de aplausos y buenos deseos del personal del IMSS.

“Son muy amables, se portaron muy bien”, compartió la derechohabiente, antes de ser trasladada a su domicilio.

El Instituto, a través de la Oficina de Representación Yucatán, reitera su compromiso de otorgar atención de calidad y calidez a todos los pacientes que lo requieran, y agradece al personal administrativo y médico que continúa al frente ante esta emergencia sanitaria por COVID-19, con la finalidad de proteger la salud y salvar vidas.