En breve, Chichén Itzá estaría libre de ambulantes

Mérida, Yucatán; 19 de junio de 2017 (ACOM).- En breve, el gobierno estatal anunciaría un acuerdo cabildeado con los prestadores de servicios turísticos, para desalojar a los ambulantes que ocupan la zona arqueológica de Chichen Itzá desde hace más de una década.

Fuentes informativas gubernamentales y empresariales confirmaron que la administración que encabeza Rolando Zapata ha establecido un mecanismo para expulsar a los más de 600 vendedores que mantienen como coto de poder la zona arqueológica más visitada de México.

Las fuentes consultadas indicaron que todo está listo para retirar a los “artesanos” que desde hace más de 10 años han invadido zonas de acceso y que se han negado a salir, aduciendo tener preferencia sobre el sitio catalogado patrimonio de la humanidad.

Según se averiguó, los tres niveles de gobierno acordaron un mecanismo para reubicar a los comerciantes que a diario se instalan y revenden mercancías en la zona arqueológica, y quienes han sido denunciados por turistas por acoso, abuso en precios y fraudes en piezas, mismas que son fabricadas con otros materiales, pero ofrecidas al valor plata.

En reiteradas ocasiones el sector turístico ha reclamado a las autoridades estatales y federales el desinterés por la condición de los ambulantes, por los problemas que ocasionan al turista y los abusos y casos de tráfico de influencias que dirigentes de comerciantes mantienen para vender los espacios o rentarlos a nuevos ambulantes.

Ambas fuentes precisaron que el gobierno del estado acordó con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), responsable de la zona arqueológica, un mecanismo para el retiro total de los ambulantes y su posible reubicación, fuera de la zona arqueológica.

La zona arqueológica de Chichen Itzá, considerada una de las siete maravillas del mundo moderno, recibe anualmente más de dos millones de visitantes y deja considerables derramas económicas, tanto para el gobierno estatal como para el federal, sin embargo, mínimos recursos al municipio de Tinum, donde se ubica geográficamente este referente arqueológico.

Trascendió que, entre los acuerdos, se considera la construcción de un nuevo parador turístico, ya que el actual es insuficiente y el volumen de turistas que llegan a este sitio han sobrepasado las condiciones para su atención y mecanismos de seguridad.