De última hora cambian a diputados del Congreso de Yucatán

Mérida, Yucatán; 1 de septiembre de 2018 (Rompecabezas).- Media hora antes de que se cumpliera el plazo que estipula la ley para resolver las impugnaciones en las asignaciones de diputaciones plurinominales locales por parte del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana, el Tepjf decidió quitar de la lista al panista Antonio González Escalante para ingresar a Miguel Rodríguez Baqueiro, mientras que por Morena Luis Hermelindo Loeza Pacheco quedó en lugar de José Antonio Figueroa Jiménez quien recién había sido nombrado coordinador de la bancada del partido guinda.

Pasadas las 22 horas, los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Tepjf) sesionaron para resolver un total de 96 recursos de impugnación entre ellos el SUP-REC-930/201 interpuesto por Rodríguez Baqueiro y el SUO-REC-931/201 de Loeza Pacheco en contra de un sentencia emitida por la Sala regional de Xalapa que los dejaba fuera de la LXII legislatura al confirmar una acción afirmativa por parte del Iepac.

En la sentencia, los magistrados consideraron que el Iepac actuó de manera legítima al momento de equilibrar las listas de legisladores plurinominales, sin embargo consideró que el ajuste se debería de hacer en los diputados que entraban por repechaje y no en las listas de prelación.

Por lo que se emitió una sentencia donde dejó fuera a Antonio González por el PAN, mientras que por el Movimiento de Regeneración Nacional se quedó sin una curul Figueroa Jiménez.

Durante la sesión el Tepjf revocó la resolución INE/CG638/2018 aprobada por el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), mediante el cual se determinó la existencia de un vínculo indisoluble entre el fideicomiso “Por los demás” y el partido Morena, por lo que los recursos ingresados al fideicomiso están sujetos a las reglas de fiscalización y, en consecuencia, le impuso al partido una sanción por $197,046,415.92, al concluir que los recursos aportados al fideicomiso debían considerarse como aportaciones al partido y, con ello, acreditarse la recepción de financiamiento de fuentes prohibidas o desconocidas, además de no haberse informado oportunamente a la autoridad electoral la constitución del fideicomiso ni los recursos recibidos.