Denuncian taller clandestino de pirotecnia en Kinchil

Kinchil, Yucatán; 2 febrero de 2019 (ACOM).- Germán Borges Sarabia y José Francisco Borges Chuil, denunciaron que frente a sus casas que se encuentran en la calle 28 por 23 y 25 de Kinchil, funciona de manera ilegal un taller de pirotecnia, el cual han denunciado ante las autoridades en turno quienes permiten que siga funcionando.

“Lo preocupante es que el material altamente explosivo que se maneja en dicha vivienda, está cerca un templo, una capilla, escuela y demás hogares en esta colonia la Glorieta”, abundó don Germán.

“Hemos metido cada año nuestra queja en el palacio municipal, pero tal parece que no hay justicia, traté de hablar con Celiano Montejo Zapata (a) “Cuco” –el dueño- y fue imposible, no razona, hasta me quería golpear”, indicó preocupado.

Dejó en claro que los vecinos no están en contra de su actividad, únicamente piden que su bodega la lleve a otro lugar alejado, “pues no son dulces con lo que está trabajando, es pólvora”, sostuvo Francisco.

Borges Sarabia expresó enojado que desde hace 8 años, que han venido denunciando esta situación a cada  nueva administración, pero Cuco alega que les da a los alcaldes dinero en su campaña y por eso no le pueden hacer nada.

Incluso le dijo que al actual edil, Valentín Pech Dzib, le dio 50 mil pesos en su campaña.

“Se lo dije al alcalde, pero lo negó. Sin embargo cuando hizo su fiesta hubo pirotecnia a diestra y siniestra”, acotó.

Como prueba de la existencia del taller, exhibió uno de los cohetes que Montejo Zapata usa para practicar, cuyo proyectil tiene una filosa punta.

Las señoras Rubí Canul Tzuc y Sofía Chuil Dzul, pidieron a las autoridades competentes supervisen al productor de estos artefactos visita para saber si realmente el taller cuenta con los permisos y seguridad, entre otras medidas de Protección Civil.

Los vecinos exhortaron a las autoridades a tomar medidas antes de que ocurra una desgracia, y que hagan lo de siempre “muerto el niño, a tapar el pozo”.