Espino blanco, el mejor remedio para un corazón agotado

PLANTACCIÓN

Por Víctor Hugo Lizama Morales

CARDIOTÓNICO

Espino Blanco (Crataegus monogyna)

Se decía a finales del siglo XXI que la enfermedad número uno era el estrés, pero realmente sigue siendo un padecimiento muy extendido en esta era actual. El estrés deriva en muchos problemas para la salud y uno de los más serios es los disturbios que causa en la presión arterial que atentan contra nuestras vidas.

Otro terrible mal es el insomnio y la ansiedad y nerviosismo que el estrés provoca. Pero repetiremos siempre que la madre naturaleza es sabia y tendrá remedios varios para contra atacar estos males.

Uno de los remedios que mayor aceptación y eficacia que ha tenido es el “Espino blanco”, ya que actúa como sedante del sistema nervioso central, recomendable en casos de inquietud profunda, sensación de opresión en el pecho, problemas para dormir, menopausia, etc. Pero en lo que destaca como remedio eficaz es en los problemas cardiovasculares.

Es una planta con doctorado en la salud del corazón.

Se puede decir que es uno de los mejores remedios que hay para un corazón agotado en las personas mayores.

Es cardiotónico. Mejora el riego sanguíneo de los vasos que irrigan al músculo cardíaco y prolonga la vida del órgano como tal y es un magnífico nutriente del músculo dañado del corazón tras sufrir un infarto, una angina de pecho o una coronatitis (inflamación de las arterias coronarias que puede ser causante de anginas de pecho o infartos de miocardio). Es un hipotensor moderado, provoca la vasodilatación y reduce la frecuencia de los latidos de un 15 a un 40%.

El médico holístico y experto en hierbas David Hoffman dijo acerca del espino blanco: “… es uno de los mejores remedios como tónico cardiaco, que debería ser utilizado con seguridad en tratamientos de larga duración, en casos de debilidad o paros cardiacos, palpitaciones, angina de pecho e hipertensión”.

Esta maravilla etnobotánica recibe también nombres como: espino albar y majuelo. Se consigue en frascos de 80 cápsulas en CASA14 (Calle 72 #411-c x 41 y 43, Av. Reforma, Mérida, Yucatán).

Mi correo es: victorhugo.moringaqgmail.com