Paralizan hasta enero juicio por megagranja de Homún

Mérida, Yucatán; 21 de diciembre de 2018 (ACOM).- El proceso judicial de la megagranja de cerdos de Homún quedó suspendido hasta enero próximo, toda vez que representantes de la empresa Producción Alimentaria Porcícola (PAPO) interpusieron una recusación contra la Juez Cuarta de Distrito Federal, Miriam de Jesús Cámara Patrón, por considerar que está actúa parcialmente en favor del pueblo maya.

En rueda de prensa, integrantes del colectivo Indignación y del grupo “Guardianes de los Cenotes” (Kanan Ts’ono’ot por su nombre en maya) denunciaron que la medida fue presentada para evitar que se tomen más acciones en contra del proyecto, además de señalar que esto les permitirá alargar más el proceso.

Jorge Fernández Mendiburu, abogado del grupo Indignación, precisó que dicha solicitud, que se hizo hace una semana ante un Tribunal Colegiado en materia laboral y administrativa, no tiene ningún sustento jurídico y “tiene como objetivo paralizar el proceso en un momento clave”. De hecho, defendió el trabajo hecho por la juzgadora, al afirmar que esta solo ha emitido medidas precautorias y no ha deliberado definitivamente a favor o en contra de la granja.

“Se iban a tomar muestras en el agua, las excretas, el aire y el alimento que utilizaban en la granja que eran importantes para el proceso porque ahí podría haber tenido certeza de la presencia de residuos contaminantes. Al pararse el proceso debido a la recusación, vemos una estrategia para evitar que se desahoguen esas pruebas de vital importancia”, externó.

Asimismo, dijo que el principal argumento de la empresa es una supuesta parcialidad de la juez en favor de los promoventes del amparo, por el que se ordenó la suspensión de actividades en la granja en tanto se define el proceso.

No obstante, jamás se indicaron las causales específicas y objetivas establecidas en la ley de amparo, entre las cuales están el parentesco o amistad con alguna de las partes o un interés personal el asunto, sino que apela a la octava causal, que indica que podría pedirse en caso de que el juez “se encuentre en una situación diversa de las especificadas que implicara elementos objetivos de los que pudiera derivarse el riesgo de pérdida de imparcialidad.

A su vez, la abogada del caso, Lourdes Medina Carrillo, dijo que la recusación suspendió toda acción emitida por la juez en tanto se define esta solicitud en el Tribunal Colegiado, medida que fue interpuesta el viernes pasado, aunque refirió que el procedimiento se resolvería hasta el próximo año debido a que la instancia que lo sigue entró en receso vacacional.

De la misma forma, reiteró que el proceso que se ha seguido en este caso ha ponderado los señalamientos que se han hecho, además de que reiteró que la juez ha sido imparcial en el caso, a diferencia de la gran mayoría de los fallos del país que benefician al empresariado.

Medina Carrillo insistió en que el recurso no tiene sustento, pues solo busca ganar tiempo para eliminar cualquier indicio de contaminación, por lo que reiteró que en este caso se seguirán haciendo los señalamientos correspondientes.

De igual manera, señaló que entre los abogados de la empresa PAPO se encuentra Gerardo Carrasco Chávez, quien también ha trabajado de cerca de la agrupación “Mexicanos contra la Corrupción e Impunidad AC”, acto que tacharon de contraproducente con dicho movimiento.

Comentarios de Facebook:

comments