Serie del Caribe, en riesgo por crisis venezolana

Ciudad de México; 24 de enero de 2019 (Excélsior).- La realización de la Serie del Caribe 2019 está en suspenso. La situación político-social por la que atraviesa Venezuela, que hasta hoy es la sede de este evento, pone en serio riesgo que se mantenga y mañana se tendrían que dar a conocer los detalles de un posible cambio de Barquisimeto hacia otra ciudad.

Una persona con conocimiento de la Confederación de Beisbol Profesional del Caribe (CBPC) dijo a Excelsior que tienen un plan de contingencia para, en caso de que se considere necesario, hacer un cambio de sede, a pesar de estar a sólo 10 días para el inicio del certamen que reúne a los campeones de la Liga Mexicana del Pacífico, y de Venezuela, Puerto Rico, Cuba, y República Dominicana.

“Conocemos la situación que hay Venezuela. No sabemos cómo se va a seguir desarrollando el tema, a nosotros nos han garantizado las condiciones para poder tener en Barquisimeto la Serie del Caribe, pero es algo que se tiene que analizar. Mañana tendremos una respuesta.

“La Serie del Caribe se va a jugar. Hasta el momento Barquisimeto se mantiene como sede”, dijo la fuente.

México ha sido la sede de la Serie del Caribe en las últimas dos ediciones. En 2017, Culiacán la recibió según el rol establecido intercalando países y Jalisco fue la sede el año pasado, ya que Barquisimeto pidió un año más para preparar su evento.

La CBPC no quiere recurrir a México por tercer año consecutivo.

“Sería saturar el mercado”, dijo. “Sabemos que en México hay las condiciones para hacerlo, pero no queremos que sobrecargar ese gran mercado”.

SE JUEGA EN VENEZUELA

Pese a la situación de Venezuela, dónde hoy el presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó tomó protesta como presidente del país al declarar ilegítima la elección de Nicolás Maduro, en Barquisimeto, que se mantiene como sede de la Serie del Caribe, se juega el segundo juego de la Serie Final de la Liga de Venezuela, entre los locales Cardenales de Lara y los Leones del Caracas.

El pitcher mexicano Alexandro Delgado, fue el abridor por los Leones de Caracas, donde también está incluido Javier Solano. Marco Carrillo está con los Cardenales y fue el abridor en el primero de la serie.