Sur de Mérida, en el olvido desde hace casi un siglo

Mérida, Yucatán; 24 de enero de 2019 (ACOM).- La infraestructura que se ha construido en el sur de Mérida no ha servido para mejorar las condiciones socio económica en esta zona de la ciudad.

Adrián Verde Cañetas, profesor del Centro de Investigaciones Regionales, Dr. Hideyo Noguchi, señaló que, si bien las más de 100 colonias y fraccionamientos del sur de la ciudad se han ido transformando, los problemas de pobreza, falta de oportunidades, atención y servicios se mantienen.

El especialista presentó el tema “Mitos y realidades del sur de Mérida” en el marco del VII Simposio sobre Patrimonio Cultural en el que dio a conocer una serie de condiciones desde las cuales se estudia la situación de esta zona de la ciudad.

Verde Cañetas hizo un recuento del desarrollo poblacional de las primeras colonias que se formaron en la zona sur de Mérida a partir de la primera década del siglo pasado y el avance territorial que toman estos espacios urbanos, que ahora son unas 100 colonias y fraccionamientos considerando también algunas comisarías y subcomisarias que se ubican cruzando el anillo periférico.

Destacó que la infraestructura urbana moderna no ha contribuido al desarrollo de los meridanos que habitan están colonias, debido a que nunca fue pensado para eso. El aeropuerto de Mérida, construido en 1943, el Penal en San Antonio Xluch y San José Tecoh y la ciudad industrial en la zona sur oriente no tiene efecto económico.

«Los primeros asentamientos al sur de la ciudad se iniciaron hacia 1920, estableciendo la delimitación del centro con el sur a partir de la calle 95, con el nacimiento de las primeras colonias Mercedes Barrera, posteriormente, Dolores Otero, Delio Moreno y subsecuentemente Santa Rosa y Castilla Cámara, en los años 1945-1955», mencionó.

Las condiciones en las que se desarrolló el proceso poblacional del sur se le llamó el sueño, debido a que se prometieron muchas opciones para su integración a la zona urbana, pero nunca se cumplieron.

«Los índices de pobreza ya no son tan críticos como antes, aunque el 75% de la gente que habita estas colonias trabaja en el centro-norte de la ciudad y gana entre 1 y 1.5 salarios mínimos», añadió.

Afirmó que la situación ha mejorado, los cinturones de miseria se han trasladado a otros puntos más al sur, hasta donde han llegado nuevas familias y grupos de personas, tanto del interior, como de otros estados para posesionarse de tierras y espacio urbano.

Informó que los estudios y levantamientos realizados desde el Centro de Investigaciones Regionales de la UADY sobre el sur de la ciudad de Mérida, establecen la necesidad de una serie de medidas para atender problemas de movilidad, servicios y generación de oportunidades primordialmente para jóvenes.

El investigador destacó que las autoridades gubernamentales deben de incrementar programas del combate a la pobreza y adentrarse en las prioridades de las necesidades de los meridanos de esta zona de la ciudad.

Expuso que entre 2001 y 2007 se propuso crear la «Metropolisur», cuando en el gobierno de Patricio Patrón se intentó llevar a cabo un proyecto para cambiar el aeropuerto, pero esto no se concretó.

«Tres décadas antes se había propuesto en esa misma zona un zoológico, pero tampoco se hizo efectiva, lo que ha establecido que siempre los intereses gubernamentales no han ido de la mano de las necesidades de los meridanos del sur», señaló.

En los inicios del siglo XXI, otros puntos del sur van creciendo y aumentando las demandas de la población, lo que acumula nuevos reclamos de servicios, seguridad, prioridad en mejor de empleos y recursos de salud y educación, pero poco se cumple de todo esto.