Mérida, Yucatán; 21 de enero de 2021 (ACOM).- La Canacope confirmó el alza en los precios de productos básicos, como parte de la inflación y la llamada cuesta de enero.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño, Jorge Cardeña Licona, informó que desde la semana pasada se registró el aumento en los costos de diversos productos que forman parte de la canasta básica y otros artículos considerados de primera necesidad para las personas.

«Las verduras, frutas y carnes incrementaron entre un 4 y 5%; los abarrotes entre un 3 y 4%», externó.

El líder del organismo empresarial explicó que el aumento en el precio de las gasolinas, que fue del 3.3%, fue un factor para que también incrementaran sus costos diversos productos básicos, algo que también se reflejó en el precio de final de los cigarros y las bebidas azucaradas.

Esta situación, además de causar un golpe al bolsillo de los ciudadanos, también repercutirá en las ventas de los pequeños comercios, pues son estos los sitios donde usualmente las personas se surten de artículos de primera necesidad.

«Lamentablemente, si va a incidir en las ventas. De hecho, ya se manifestaron muchos comerciantes que sus ventas ya bajaron. Ahora estamos sobre un 60, 50% nuevamente, cuando en diciembre y principios de enero, todavía estaba un poco regular la venta», apuntó.

ALZA DEL DIESEL AFECTA A TRANSPORTISTAS

Xavier Rodríguez Berzunza, presidente de la Alianza de Camioneros de Yucatán (ACY) informó que el aumento al precio del diésel generó que también incrementen su costo otros insumos que se emplean para el mantenimiento de las unidades de pasaje.

A esta situación también le sumó el incremento en el salario mínimo, por lo que se tuvo que hacer ajustes para aminorar gastos.

«Es un incremento en cadena, suben las llantas, las refacciones… también se nos incrementan las cuotas del seguro social. Ahí hay otra situación difícil, pero ahí seguimos haciendo números y trabajando sobre la ocupación», explicó.

Los ingresos por concepto del costo del pasaje siguen siendo precarios, pues las unidades apenas transportan a poco más del 50% de usuarios que utilizaban este servicio hasta antes de la contingencia sanitaria.

Para no generar mayores gastos los autobuses operan un día sí y un día no, por lo que de las 380 unidades que prestaban el servicio de transporte por parte de Alianza de Camioneros, hoy solo funcionan entre 190 y 200.

Apuntó que para sortear los gastos que generaron los incrementos a insumos y energéticos, los concesionarios del transporte están recibiendo subsidios por parte del gobierno local, lo que permitió que las tarifas para los usuarios no incrementen.