Umán, Yucatán; 18 de octubre de 2021 (ACOM).- Con el Jesús en la boca quedaron varias personas que viajaban a bordo de un autobús de transporte de personal, que terminó dentro el camellón de la Mérida – Campeche.

La aparatosa salido se registró a la altura del kilómetro 147 de citada vía, donde el camión a nada estuvo de volcar, por fortuna ni uno de sus ocupantes resultó lesionado, pero de todas formas fueron valorados por paramédicos quienes diagnosticaron un menudo susto en general.

El vehículo de la empresa “Indgusa” viajaba hacia Mérida con numerosos trabajadores a bordo, cuando el chofer, Juan G., de 54 años, perdió el control del volante por motivos que se desconocen, y se fue violentamente hacia la izquierda, subiéndose al camellón de dicha carretera.

Se generó un caos al interior, el cual se calmó luego de que el chofer, con pericia, lograra controlar la pesada unidad.

Llegaron paramédicos que valoraron a todos y se observó que, si acaso, algunos tuvieron golpes leves, pero nada que requiera traslado a un hospital.

Eso sí, estaban bastante asustados, y el caso quedó en manos de la aseguradora, y por último de la Guardia Nacional, estos últimos oficiales se encargarían de verificar los daños en las guarniciones del camellón.