Ciudad de México; 27 de abril de 2022 (Excélsior).- En medio de llamados de representantes de todos los partidos a parar los feminicidios, la Cámara de Diputados aprobó castigar con penas desde 30 años y hasta de 45 años de cárcel el intento por cometer este delito.

Enviada al Senado para continuar con el proceso legislativo, esta reforma modifica diversas disposiciones del Código Nacional de Procedimientos Penales, de la Ley Nacional de Ejecución Penal y del Código Penal Federal.

El dictamen avalado ayer por la Comisión de Justicia se aprobó con 453 votos a favor y 24 abstenciones de Movimiento Ciudadano. Y fue resultado de nueve iniciativas impulsadas por parlamentarios de Morena, PAN, PVEM, PRI y PRD.

Se trata de una medida que fue celebrada por todas las fuerzas políticas porque permitirá que los jueces determinen, en función a las pruebas, la prisión preventiva oficiosa para casos de feminicidio consumado o en grado de tentativa punible.

En la tribuna, diputadas relataron diversos casos en que la impunidad de los agresores ante fallidos intentos de dar muerte a una mujer le abrieron la puerta a posteriores feminicidios consumados.

Consecuentemente, los potenciales feminicidas no gozarán de la libertad condicionada, libertad anticipada, libertad preparatoria ni de la sustitución de la pena por este delito.

La reforma establece una pena especial para los casos de feminicidio en grado de tentativa punible, la cual no podrá ser menor a la mitad, es decir arriba de 30 años, ya que el castigo máximo es de 60 años en caso de feminicidios, y podrá llegar hasta las dos terceras partes de la sanción máxima prevista para el delito consumado, es decir 45 años.

“Lo anterior con la finalidad de asegurar el derecho humano de acceso a la justicia y reparación del daño en favor de las víctimas indirectas en el caso de feminicidio consumado y en favor de las víctimas en el caso de tentativa punible”, se indica en el dictamen.

Posteriormente, el dictamen se avaló por unanimidad de 474 votos al haberse incluido ajustes para que se precisara que el feminicidio sólo puede darse por consumado o como tentativa.

La diputada Paulina Rubio Fernández (PAN) habló de la importancia de castigar las intenciones, muchas veces frenadas por la intervención oportuna de los vecinos o la policía.

 “No podemos tolerar que haya un solo encabezado más de una mujer asesinada que haya pedido medidas de protección y que éstas hayan fallado para terminar con el amargo desenlace que ya conocemos”, expuso.

Reformas

El dictamen avalado fue resultado de iniciativas de Morena y la oposición.

  • Prisión preventiva oficiosa para feminicidio en grado de tentativa.
  • Los detenidos no tendrán libertad condicionada, anticipada o preparatoria.
  • La pena para feminicidio en grado de tentativa no será menor a 30 años.

Reservas 

El pleno aceptó las reservas planteadas por las diputadas Yolanda de la Torre Valdez (PRI) y Mirza Flores Gómez (MC) que propusieron modificar el artículo 167 del Código Nacional de Procedimientos Penales; los artículos 137, 141 y 144 de la Ley Nacional de Ejecución Penal, y 63 y 85 del Código Penal Federal, con el fin de corregir el término de “feminicidio consumado” para que quede “feminicidio”, y cambiar “o en caso de tentativa” por “en grado de tentativa”.

Centro de identificación, sin recursos 

Por unanimidad, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó la creación del Centro Nacional de Identificación Humana (CNIH), con la advertencia de la oposición de que éste sólo tendrá viabilidad si en noviembre próximo se le asignan recursos para el presupuesto de 2023.

Respaldado por los 489 legisladores participantes ayer en la sesión semipresencial de San Lázaro, el dictamen contiene modificaciones a la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas; fue enviado a los senadores para continuar con el proceso legislativo.