Mérida, Yucatán; 12 de noviembre de 2021 (ACOM).- Confirman que empresas gaseras ya empezaron a despedir trabajadores, tras la situación económica que enfrentan, producto de los ajustes al precio del gas LP en todo el país.

Según Pedro Oxté Conrado, líder de la Confederación Patronal de la República Mexicana (CROC) en Yucatán, las concesionarias que realizan la distribución del energético manifestaron estar atravesando por dificultades económicas, pues no estarían obteniendo dividendos por la venta de cilindros, generando que apliquen recortes en su plantilla laboral.

«Tengo información que en dos empresas ya se hicieron ajustes de personal. Ya despidieron gente y va la tercera empresa aquí en Yucatán en donde ya nos advirtieron a nosotros que tenemos que sentarnos a negociar el ajuste de personal en la parte de los vendedores de cilindros», explicó.

Informó que una tercera empresa rescindiría de 47 plazas labores en Yucatán, lo que, según la CROC, causaría afectación a las familias que dependen del ingreso que obtenían por esta labor.

Aseguró que la afectación que atraviesan las empresas es que difícilmente pueden operar con los precios de gas que establece la Comisión Reguladora de Energía de manera semanal, situación que dificulta que estas puedan mantener la totalidad de los empleos que generan.

«Cuantos trabajadores se van a quedar sin el sustento diario del salario que devengan. Todo porqué, por intereses que están por encima de la necesidad de los trabajadores y sus familias para llevar un salario diario para que puedan sobrevivir», remarcó.

Adelantó que en breve buscará un acercamiento con la Confederación de Trabajadores de México con el fin de que todo el sector obrero de Yucatán pueda hacer un manifiesto ante la Federación de las afectaciones que están sufriendo quienes laboran en el sector del gas.