Mérida, Yucatán; 16 de febrero de 2022 (ACOM).- La variación en el costo del gas LP sigue causando afectaciones a las empresas distribuidoras de este energético.

Según el secretario general de la Confederación Regional de Obreros y Campesinos (CROC), Pedro Oxté Conrado, esta situación ha puesto en riesgo los empleos de miles de trabajadores, debido a la caída en el consumo del producto.

«Nos pega a la pared el costo de distribución. Lo que cuesta el camión, mantenimiento, combustible, salario de los trabajadores que tienen que pagar seguro social, Infonavit, impuestos, o sea, estamos desquiciados en el aspecto económico», externó.

Reportó que el año pasado se perdieron 40 empleos de trabajadores de empresas distribuidoras de gas LP, aunque la agrupación consideró que esto pudo ser peor, pues varias de estas pudieron haber cerrado sus operaciones.

El costo del energético no ha bajado, lo que también disminuyó el consumo de este, pues las personas prefieren acudir a las plantas de distribución a adquirir el gas a granel, con todos los riesgos que esto conlleva.

«Los consumidores prefieren ir a cargar 100, 200, 300 pesos de gas en sus cilindros, aunque tengan que desarmar, llevarlo, regresarlo, con el consiguiente peligro que no se puede armar bien el cilindro, ocasione una desgracia en esa familia», señaló.

Insistió en que es imperante que las autoridades federales apliquen una correcta estrategia para establecer el costo del gas LP en todo el país, de modo que los ciudadanos y los trabajadores no se vean afectados.