Mérida, Yucatán, 21 de noviembre de 2020 (Víctor Hugo Lizama Morales).- El pasado fin de semana visitamos la tienda de nuestro apreciado amigo, Ruy Canul, donde encontramos una gran variedad de especias, recados y condimentos que enriquecen nuestros platillos, pero a la vez varios de ellos son remedios para problemas de salud.

Entre ese mundo de colores, sabores y aromas nos preguntamos qué beneficios tiene el tomillo. Encontramos que civilizaciones como la egipcia utilizaban esta hierba en los embalsamamientos.

Los griegos la utilizaban en sus baños y la quemaban como incienso en sus templos. Se cree que su extensión por toda Europa se debe a los romanos y el uso que de él hacían para purificar sus viviendas.

En la Edad Media, las mujeres frecuentemente daban a sus caballeros y a los guerreros regalos en los que incluían hojas de tomillo, ya que creían que con esto aumentaban el coraje del portador. El tomillo también se usaba como incienso en los funerales y se ponía también en el ataúd con lo que suponían asegurar un buen tránsito a la próxima vida.

Además de su uso culinario y su presencia en asados, escabeches y estofados, tiene varias propiedades medicinales. Uno de los usos más reconocidos de esta planta es el relacionado con los problemas respiratorios comunes, como resfriados, tos, catarro, etc.

Esta hierba tiene propiedades antitusivas y antiespasmódicas que alivian la irritación de las vías aéreas. También tiene propiedades expectorantes, ya que ayuda a expulsar el moco y las flemas. Es rica en polifenoles, una sustancia antioxidante.

Los polifenoles, además de combatir los radicales libres que producen el envejecimiento de las células, también tienen propiedades antiinflamatorias. Otro de los beneficios del efecto antiinflamatorio del tomillo, sumado a sus propiedades analgésicas, es su acción antidolorífica.

Ayuda a aliviar los clásicos dolores que muchas mujeres sufren durante el ciclo menstrual. El tomillo es rico en vitaminas y minerales que fortalecen el sistema inmunitario y previenen infecciones.

Preparación de infusión: Poner una taza de agua en un cazo y dejar hervir. Echar 2 cucharadas de tomillo seco, tapar y dejar reposar 5 minutos. Al abrir la tapa, dejar que los vapores entren por la nariz y respirar profundamente. A continuación, beber esta infusión. Otra forma de consumirlo es 2 cápsulas en la mañana y 2 en la noche.

Mi correo es: victorhugo.moringa@gmail.com

WhatsApp: 9991 42 18 26