Progreso, Yucatán, 8 de abril de 2021 (ACOM).- La extraña muerte de un bebé se registró en un balneario abandonado de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) de esta localidad.

La policía municipal recibió el reporte de una familia que pedía apoyo para salvar a un bebé de tres meses de edad que ya carecía de signos vitales y se encontraba en uno de los cuartos del inmueble localizado en la calle 25 entre 86 y 88 del puerto, cerca del malecón internacional.

Según se supo, la madre del recién nacido, Wendy Isabel S.L., de 20 años, vivía con su pareja -de aproximadamente 40 años- en ese sitio para no pagar renta.

Alrededor de las 11 de la mañana preparó leche y se la dio a su bebé para luego acostarla en una pequeña cuna. Dos horas después y al ver que el niño no se movía, optó por despertarlo, pero notó que ya no respiraba.

De inmediato llamó a los números de emergencia y al llegar los paramédicos solamente confirmaron su deceso.

Minutos más tarde arribó personal de la Fiscalía General del Estado para las diligencias correspondientes y conocer las causas que provocaron la muerte del pequeñito.