Mérida, Yucatán; 11 de marzo de 2021 (ACOM).- La pesca furtiva sigue causando afectaciones al sector pesquero de Yucatán, el cual se ha visto rebasado ante este grave problema de seguridad.

Enrique Sánchez Sánchez, presidente en la entidad de la Cámara Nacional de la Industria Pesquera y Acuícola (Canainpesca), mencionó que el problema se ha extendido de Celestún a Dzilam de Bravo donde se está sacando mero y otras especies en veda.

El sector solicitó para la próxima semana una sesión urgente del Consejo Estatal de Pesca, para hacer notar la situación que están viviendo por la falta de acción de las autoridades competentes en la inspección y vigilancia.

A lo largo de la administración federal, la atención al sector pesquero ha sido escasa por lo que problemas como la inseguridad y la pesca furtiva han sido una constante los últimos años.

La Comisión Nacional de Pesca (Conapesca) como su oficina en Yucatán permanecen acéfalas, pues sus titulares se separaron del cargo recientemente, lo que ha dificultado la coordinación para diversas labores.

En el caso de la Conapesca nacional, quien fuera su titular, Raúl Elenes Angulo, se separó del cargo para ocupar una curul en el Senado como suplente, por lo que se nombró a Bernardino Muñoz Reséndez como encargado de despacho.

A nivel local, la oficina de dicha dependencia es ocupada por Mauro Cristales Márquez, quien entró en sustitución de Óscar Brito Zapata, quien renunció al puesto para inscribirse como precandidato a la alcaldía de Mérida.