México, 13 de febrero de 2022 (Forbes/Aristegui). – El gobierno federal presentó un plan de austeridad para el Instituto Nacional Electoral (INE) para que pueda eficientar su gasto con base en medidas de austeridad y así cumplir con su obligación para la realización de la revocación de mandato con el presupuesto que le asignó la Cámara de Diputados.

En un análisis realizado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Secretaría de la Función Pública (SFP) determinaron que el INE podría obtener recursos por hasta 2 mil 972 millones de pesos.

Juan Pablo de Botton Falcón, subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), explicó que si el instituto hace una revisión de los tabuladores salariales en mandos medios y superiores podría tener ahorros por hasta 718 millones de pesos.

Este ahorro no afectaría los salarios del personal operativo y sindicalizado, además de que no se tendrían que reducir plazas al interior de este organismo.

De igual forma, explicó que con la adopción de eficiencia del presupuesto en gastos de operación, se podrían obtener ahorros por 554.5 millones de pesos, es decir, suprimir gastos en telefonía celular, combustibles, arrendamientos, viáticos, pasajes, bienes informáticos, entre otros.

El año pasado, la Cámara baja autorizó al INE un presupuesto de 19,700 millones de pesos y cuenta con 830 millones de pesos adicionales que pueden ser usados para la consulta de revocación.

Es decir, entre los 830 millones de pesos destinados como bolsa adicional para realizar el ejercicio de consulta más los 554 millones de pesos obtenidos por ahorros en gasto operativo, el INE podría disponer de una bolsa de 2 mil 102 millones de pesos.

“El resultado de este ejercicio le daría al INE una disponibilidad de 2 mil 972 millones. En el día enviaremos está propuesta al INE de manera respetuosa para garantizar la realización del ejercicio de la revocación de mandato”, explicó Adán Augusto López Hernández, secretario de Gobernación, quien sustituye al presidente Andrés Manuel López Obrador en la conferencia matutina mientras se recupera del Covid-19.

Ayer, en sesión de Consejo General del INE, aprobó un acuerdo para solicitar a la Secretaría de Hacienda una ampliación presupuestal de mil 738 millones de pesos para garantizar la ejecución de la revocación de mandato.

Al respecto, López Hernández descartó que esta propuesta sea una respuesta a esta petición que realizará el INE y dijo que Hacienda deberá analizar la propuesta.

Plan ridículo, responden

El consejero del INE, Ciro Murayama, consideró que el plan de austeridad propuesto por el gobierno para ese organismo autónomo “raya en el ridículo”, al pretender por ejemplo que se reduzca gasto en arrendamientos de locales de atención ciudadana para tramitar la credencial.

“¿Dónde quiere que estén, en la banqueta? Rayan en el ridículo”, sentenció.

“El gobierno propuso un plan de austeridad para que el INE reduzca gastos. Entre lo que proponen es que dejemos de pagar arrendamientos. ¿Qué es lo que renta el INE? Casi 800 locales como este. Módulos para que la gente tramite su credencial para votar. En estos módulos hay equipos de cómputo para capturar tus datos, cámaras de alta calidad para tomar tu foto, hay equipos para tomar tus huellas y nadie falsifique tu credencial. Como se ve la austeridad mal entendida puede devenir en austericidio”, acusó.