Mérida, Yucatán, 22 de octubre de 2021.- La titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS), Sayda Rodríguez Gómez, compareció ante diputadas y diputados del Congreso del Estado, para abundar sobre la iniciativa de Ley de Cambio Climático que envió el gobernador Mauricio Vila Dosal.

Acompañada de representantes de organizaciones civiles del rubro, indicó que es necesario evidenciar, conocer y difundir cuál es la situación, así como las estrategias que se debería implementar, si no se quiere llegar en la entidad a ciertos escenarios, a causa de los efectos de este fenómeno global.

“La necesidad de acción es inmediata, y cabe recalcar que muchos gobiernos, instancias y sectores lo están haciendo a nivel privado, gubernamental y legislativo; muchos estamos reaccionando y actuando al respecto, pero necesitamos que esta acción tenga objetivos bien establecidos y con acciones que tengan continuidad, y es donde necesitamos apuntalar”, señaló.

En el marco del estudio de esta propuesta, en sesión de la Comisión Permanente de Medio Ambiente de la actual Legislatura, la funcionaria expuso que Yucatán lleva un trecho analizándola, con expertos que hacen trabajo científico y asociaciones civiles que realizan una labor efectiva en campo.

Sin embargo, continuó, no se tiene un marco normativo que dé sentido a estos esfuerzos, por lo que esta iniciativa busca la transversalidad en el cumplimiento de acuerdos y la participación de todos los sectores que generan las políticas públicas al respecto.

“A través de sus 83 artículos, la Ley busca garantizar el hecho de que exista el derecho a un medio ambiente sano, articulando diversas competencias, y que involucra a 14 secretarías para establecer el camino a andar en materia de cambio climático, el camino de la mitigación, adaptación y generación del esquema de la política pública”, puntualizó.

Sobre sus líneas de acción, Rodríguez Gómez mencionó que, entre los elementos de política a los que se dará seguimiento, se encuentran la actualización del Inventario de Gases de Efecto Invernadero y el Programa Especial de Acción ante el Cambio Climático.

Asimismo, la implementación de soluciones innovadoras para la conservación de Áreas Naturales Protegidas, como la Estrategia Estatal para el Conocimiento y Uso Sustentable de la Biodiversidad, movilidad sostenible, promoción de energías renovables, manejo integral de residuos y arborización.

En cuanto a la participación ciudadana, indicó que continuaría activa, pues se encuentra la propuesta de crear un Consejo Consultivo Ciudadano de Evaluación de Cambio Climático; para este caso, el Consejo Jurídico fungirá como asesor de la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático (Ciclima), así como una ventana de la ciudadanía para vigilar las acciones de la administración estatal, en términos del cumplimiento de esta iniciativa de Ley y su correspondiente reglamento.

Por su parte, la subsecretaria de Planeación para la Sustentabilidad, Diana Pérez Jaumá, abundó en el proceso de elaboración de la iniciativa, el cual fue participativo, a través de 39 entrevistas bilaterales con expertos, tanto funcionarios públicos como académicos y de sociedad civil, que están interesados y viven el tema de cambio climático de forma cercana.

Asimismo, señaló, se hizo un taller, en el que se plasmaron rubros que deberían ser tomados en cuenta; un cuestionario en línea, que respondieron 142 personas; y 5 seminarios virtuales, con un alcance total de 2,180 participantes, entre los cuales destacan «Hacia la neutralidad de carbono desde la legislación climática subnacional» y «La legislación climática en torno a la adaptación en la Península de Yucatán”.

Según estadísticas de Polea, el estado ha sido el que mayor participación ha tenido en la construcción de la Ley, “lo que nos da muestra que el tema del cambio climático es importante para los yucatecos y que no solo está en la mira, sino en la voz de los interesados”, aseveró.

Finalmente, la subsecretaría declaró que este asunto tiene muchas aristas, que se debe atender de forma multidisciplinaria, por lo que esta iniciativa incorpora movilidad sustentable, manejo costero, cuestiones que tienen que ver con el sector agropecuario, pesca, biodiversidad, agua, residuos y uso de energía renovable.