Mérida, Yucatán, 22 de julio de 2021 (ACOM). – El evidente adelanto de la sucesión presidencial iniciada por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, es una clara muestra del fracaso de la llamada 4T, pues al carecer de logros en su gobierno, optan por distraer a la población sucesión, señaló el diputado federal del PAN, José Elías Lixa Abimerhi.

El político yucateco, quien repetirá en la próxima legislatura, consideró que entre los principales retos que la oposición tendrá en el segundo trienio del gobierno morenista, es evitar que continúe con la destrucción de las instituciones.

Consideró que dentro de los temas torales está el manejo de las acciones de salud, donde existe una evidente merma institucional en los últimos años.

“No es el Covid, que ocupa sin duda la atención de todos, pero vemos la poca atención a los grandes temas que han estado lastimando a la sociedad como el caso del cáncer infantil, la atención a personas con VIH, es decir, hay un problema muy importante en la estructura de salud”, estableció.

Indicó que otros de los grandes problemas que se han acentuado en los últimos dos años tiene que ver con la economía, la cual, a su parecer, tiene un mal rumbo al decrecer en todos los rubros.

“La economía va francamente mal y se toman decisiones que empeoran ese tipo de situaciones como modificaciones a los esquemas laborales”, comentó.

Otro pendiente es la inseguridad, pues si bien, en la entidad se goza de un buen estatus en ese sentido, a nivel nacional cada vez son más las zonas del país que viven situaciones muy complicadas.

Asimismo, dijo que un gran reto es restituir las instituciones que han sido desmanteladas por parte del Ejecutivo federal al recrudecerse los ataques desde la conferencia “mañanera” a organismos autónomos como el Instituto Nacional Electoral (INE).

“Hoy vemos una sociedad dividida, instituciones a las que todo el tiempo se buscan debilitar y creo que nosotros tenemos la irrenunciable tarea de fortalecerlas y darles vuelta en la medida de lo posible, decisiones que han lastimado a la sociedad”, apuntó.

Consideró que el gobierno federal “tiró un poco la toalla” al no concretar nada de lo que ofrecieron, lo cual se plasmó con adelantar la sucesión presidencial.

“Nunca había visto que un gobierno, a la mitad de su periodo, ya esté hablando de la transición, es tal malo el presente para ellos que prefieren hablar de un futuro que se va a dar en tres años, parece que cuando están hablando del plan futuro, es porque se quedaron sin plan presente”, concluyó.