Izamal, Yucatán; 18 de octubre de 2021 (ACOM).- Desde muy temprano, feligreses acompañaron a la venerada imagen del Cristo de la Exaltación de Sitilpech a su traslado a Izamal como parte de su peregrinación anual.

La imagen salió después de la celebración eucarística que ofició Fray Mario Gabriel Moo Chale en donde subrayó el significado de esta peregrinación que cobra especial relevancia por los momentos que se viven con la pandemia del COVID 19.

El evento religioso fue organizado con todas las medidas sanitarias, pero lo que en definitiva no se pudo controlar fue la devoción los feligreses que decidieron sumarse con sus vehículos y motocicletas que acompañaron a la imagen a lo largo de 6 kilómetros.

Como es tradición, la venerada imagen llegó a la capilla de San Juan a las 7:30 de la mañana, ahí se le ciñó la corona para seguidamente pasar a la celebración de la misa de bienvenida con la intervención de un mariachi. Posteriormente hubo un momento de veneración a la imagen.