Mérida, Yucatán; 21 de octubre de 2021 (ACOM).- Tras varios años de litigio se concretó un acuerdo entre el Gobierno de Yucatán y la empresa Marnos, responsable de la construcción del hospital de Ticul, obra que quedó abandonada, tras la cancelación del contrato con la constructora.

Dicha compañía, entregó al gobierno estatal el terreno y parte de la obra del hospital, con lo que se continuará el proceso de edificación, el cual estará a cargo del Instituto Mexicano del Seguro Social.

En un acto efectuado en el Palacio de Gobierno, el titular del Ejecutivo estatal, Mauricio Vila Dosal, confirmó que se logró llegar a un arreglo entre las partes involucradas para continuar con la construcción del nosocomio, el cual podría estar listo en el 2023.

Cabe recordar que, durante la administración de Ivonne Ortega Pacheco, se anunció la construcción del hospital mediante la figura del PPS con Marnos, con el fin de contar con un nosocomio, con un costo de 5 mil millones de pesos que se pagaría en 25 años, obra que se inició en el 2011.

Sin embargo, durante la administración de Rolando Zapata Bello, se canceló el contrato con Marnos, por lo que se inició una disputa jurídica que llegó a la Corte Internacional.

Este órgano condenó al gobierno a pagar 740 millones de pesos a la empresa constructora, aunque la actual administración pudo llegar a un arreglo para que todas las partes se vean beneficiadas.

«Lo que hemos acordado es que Marnos desiste de la demanda en contra del gobierno estatal. Qué quiere decir, que en Yucatán nos vamos a ahorrar estos 740 millones de pesos. Marnos, que es el posesionario del terreno y de lo que se ha construido, le entrega al gobierno este terreno», explicó Vila Dosal.

«El gobierno del Estado, como parte de la construcción del hospital, pone el terreno, y el Instituto Mexicano del Seguro Social pone su parte, terminando un hospital de 90 camas», apuntó.

Según lo previsto, el hospital contará con equipos de alta tecnología, además de que la licitación para su construcción iniciará a principios del 2022.

CMIC levanta la mano para concluir el hospital de Ticul

Raúl Aguilar Baqueiro, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) señaló que, en los últimos tres años el sector de infraestructura en los estados ha sido muy castigada y el gobierno federal ha reducido las obras, por lo que, el 90% de la construcción que se está realizando es de la Iniciativa Privada.

Es por eso que consideró que esta obra será importante y si bien la institución licitará en breve el proyecto y se espera que se inicie en 2022.

«Será importante que las empresas locales sean beneficiadas con este proyecto y que esa derrama económica sea para los trabajadores de nuestro estado», señaló.

«No hemos hablado de este tema con el gobernador del estado, pero buscaremos la oportunidad para que las empresas yucatecas participen de la continuación del hospital y que más empresas locales reciban este beneficio», comentó.