Mérida, Yucatán, 11 de febrero de 2021 (ACOM).- El abuso de agroquímicos nitrogenados y excesivas descargas de excretas al manto freático han contaminado el subsuelo de, al menos, 21 municipios en la zona costera, centro y sur del estado, indican estudios realizados por investigadores del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY).

Los municipios con alta concentración de contaminantes en el manto freático superan los límites permisibles de nitrato, según el muestreo realizado en lechos de agua, cenotes y zonas costeras.

Los municipios de Progreso, Hunucmá, Ucú, Kopomá, Muna, Abalá, Sacalum, Chacsinkín, Peto, Sotuta, Tepakán, Tekal de Venegas, Calotmul y Temozón son algunos de los en donde los contaminantes resultaron muy altos.

La investigadora Ileana Echeverría Machado, especialista en biología molecular, detalló el grave problema que viven las comunidades del interior del estado debido a problemas gastrointestinales por el consumo de agua no tratada y con grandes cantidades de nitrogenados.

La docente dijo que el manto freático de Yucatán tiene serios problemas por excedentes de compuestos químicos derivados del uso de fertilizantes nitrogenados y el volumen de excretas que se vierten al subsuelo y, posteriormente se reutilizan, tanto para consumo humano, como para riego y consumo animal.

Dijo que muestreos realizados por investigadores del CICY hallaron altas concentraciones de nitratos en lagunas, aguadas, cenotes e, incluso, en zonas de la ría y litoral costero del estado.

Destacó que, de alguna manera, los cuatro puntos cardinales del territorio yucateco registran estos volúmenes excesivos de residuos que, en muchos casos, son agentes que pueden causar cáncer en el organismo humano.

Echeverría Machado habló del valor de las raíces de las plantas y sobre las condiciones que las investigaciones han reportado en plantas y frutos de consumo tradicional que reciben estos contaminantes y posteriormente ingresan al organismo.

Sobre el tema de las áreas acuáticas contaminadas, la investigadora Celene Espadas Manrique de la Unidad de Recursos Naturales, con sede en Cancún, detalló que los muestreos y tomas que se realizado tanto en cenotes del norte de Quintana Roo, como en las áreas marinas costeras, reportan contaminantes con bacterias de excretas humanas, lo que muchas veces produce males gastrointestinales en la ingesta al nado o baño en esas áreas.

Dijo que la falta de medidas sanitarias en los servicios de drenaje de las fosas sépticas ha descargado grandes volúmenes de desechos humanos y animales al subsuelo.

Las granjas de cría de ganado, cerdos y gallinas viertan contaminantes dañando severamente los mantos freáticos que desembocan sus desechos al mar, dijo.

Sobre el tema de los contaminantes, Beatriz Escobar Morales, de la Unidad de Energía Renovable del CICY, señaló que también afectan a las plantas las cuales empiezan a perder gran parte de su hábitat debido al incremento de áreas poblacionales

Expuso que se ha elevado la alerta para plantas y especies forestales endémicas de la zona peninsular debido a la contaminación del agua y al cambio climático.