Mérida, Yucatán; 19 de mayo de 2022.- Tras la recomendación emitida por las autoridades sanitarias, desde el lunes 16 de mayo de 2022, la Unión Europea dejará de exigir las mascarillas como requisito obligatorio en los vuelos hacia el territorio.

Esto implica que, por primera vez en más de dos años, los viajeros mexicanos y de todas partes del mundo, no estarán obligados a llevar cubrebocas durante los vuelos hacia Europa. Eso sí, hay excepciones. España, por ejemplo, es una de ellas.

2022 se ha alzado como el año de la flexibilización de las restricciones COVID, lo cual está disparando las reservas de vuelos hacia el viejo continente.

Sumado al anuncio de las mascarillas, son varios los países europeos que ya no piden formularios sanitarios. Además, los mexicanos no necesitan una visa Schengen para visitar el territorio, por lo cual es un buen momento para retomar los viajes a Europa.

A continuación, los detalles del levantamiento de la obligación de las mascarillas, qué países se han adherido a la recomendación y para cuáles sigue siendo obligatoria en los vuelos.

El fin de las mascarillas

La Agencia Europea de Seguridad (EASA) y el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), anunciaron que actualizarían el Protocolo Conjunto de Seguridad Sanitaria en la Aviación, para eliminar la obligatoriedad de la mascarilla en vuelos y aeropuertos de Europa.

El anuncio se realizó el pasado 11 de mayo y la recomendación entró en vigor desde este 16 de mayo de 2022, en un comunicado conjunto de los organismos.

Según las autoridades, esta recomendación está fundamentada en la situación actual de la pandemia, específicamente en los niveles de vacunación y de inmunidad adquirida de forma natural.

«A partir de la próxima semana, las mascarillas faciales no serán obligatorias para los viajes aéreos», declaró el director ejecutivo de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA), Patrick Ky.

El directivo además destacó que este representa «un gran paso hacia la normalización del transporte aéreo».

El anuncio también fue bien recibido por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), que celebró que el nuevo protocolo permite a los viajeros tener «la libertad de elegir si llevan o no una mascarilla», indicó Willie Walsh, su director general.

Gobiernos tienen la última palabra

A pesar de este anuncio, las autoridades europeas recuerdan que las aerolíneas aún tendrán que apegarse a las normativas establecidas por los Gobiernos europeos, respecto al uso del transporte público y en los aviones.

De acuerdo a la AESA, “el uso de mascarilla será recomendando para los vuelos hacia o desde una destinación donde sea obligatorio su uso en los transportes públicos”.

En este sentido, existen naciones como España, que mantiene la obligatoriedad del uso de las mascarillas en el transporte público y también en los aviones. Mientras tanto, Francia se unió a la recomendación y levantó el requisito.

Independientemente de que la decisión final recaiga sobre los Gobiernos, la AESA dijo que apelarán al respeto y sentido común de los viajeros, en casos específicos que representen una amenaza para la seguridad o en frente a casos vulnerables.

Los pasajeros «deben comportarse de forma responsable y respetar las decisiones de aquellos que los rodean (…) un pasajero que tose y estornuda debería considerar utilizar la mascarilla para tranquilizar a quienes están sentados cerca», explicó el organismo en un comunicado.

Países que aún requieren mascarilla

Tal y como establece el comunicado de la AESA, para algunos países el uso de mascarilla continúa siendo obligatorio, dado que en su normativa sanitaria aún se establece este requisito para el transporte público.

Tal es el caso de Alemania, España y una docena de países que también mantendrán la obligatoriedad del uso del tapabocas, entre los que figuran:

Austria, Letonia, Chipre, Lituania, Chequia, Luxemburgo, Estonia, Malta, Países Bajos, Alemania, Portugal, Grecia e Italia.

Recuerda que si viaja desde México hacia España sí necesitará llevar el cubrebocas durante todo el vuelo.

Sin embargo, la ministra de Sanidad española, Carolina Darias, aclaró que el uso de mascarillas no es obligatorio ni en los andenes, ni en los aeropuertos. Los viajeros tendrán que usarlos, eso sí, al entrar al sistema de transporte público.

Uso de cubrebocas sigue siendo recomendable

El uso de mascarilla, junto a otras medidas como la distancia de seguridad y la higiene constante de manos, siguen siendo las mejores medidas para controlar los riesgos de transmisión, según la directora del ECDC, Andrea Ammon.

No obstante, a pesar de que aún hay riesgos latentes de contagios, Ammon indicó que “hemos visto que las intervenciones no farmacéuticas y las vacunas han permitido que nuestras vidas empiecen a volver a la normalidad».

Los organismos europeos instaron a los pasajeros a respetar las distancias de seguridad en aeropuertos y a los operadores a adoptar un «enfoque pragmático».