Dzilam de Bravo, Yucatán; 27 de julio de 2021 (ACOM).- La Fiscalía General de la República (FGR) confirmó el decomiso de especies en veda, así como animales vivos durante un cateo en un predio ubicado sobre la calle 9 S/N entre 26 y 28.

Entre lo que se decomisó se encuentra: 1,210 kg de pulpo fresco y 60 kg de cocido; 11,5 kg de cola de langosta, 37 kg de tiburón, 8 kg de caracol y 3.4 kg de pepino de mar. Así como 4 tortugas vivas y una cría de cocodrilo.

También en el lugar se aseguraron: 4 básculas digitales, 43 rollos de hilo de pesca, diversos instrumentos y artes de pesca.

Autoridades detuvieron a tres personas en el lugar: Josué M.C., María del Carmen C.B, y a Isabel C.P., quienes estaba en una bodega del puerto, propiedad de “Chucho Erros”.

POLICÍAS DAN EL ‘PITAZO’ PARA FUGA

Los dueños de los dos predios cateados huyeron antes de que autoridades federales rodearan la zona, ya que les avisaron a través de llamadas telefónicas por los mismos policías municipales que estaban en los retenes a la entrada del puerto.

Con este operativo le dieron un duro golpe a comerciantes y depredadores de especies en veda del puerto de Dzilam de Bravo, los cuales operan con toda impunidad bajo la protección del acalde Armando Herrera, a cambio de fuertes sumas de dinero.

Rivereños aseguran que la depredación del pulpo se debe a la falta de vigilancia de la Marina para recorrer la zona y evitar el saqueo.

Asimismo, acusan al alcalde Armando Herrera de no fomentar empleos y mucho menos proyectos para los hombres del mar ya que protege a los depredadores a cambio de fuertes sumas de dinero.