México, 20 de agosto de 2021 (ACOM). – El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó como un crimen de odio el caso de José Eduardo Ravelo quien falleció tras ser víctima de lesiones y abuso sexual, presuntamente por policías municipales.

Por tercera ocasión este asunto fue abordado en la semana durante las conferencias matutinas que ofrece el mandatario nacional.

“Ese es un crimen de odio y no se va a permitir. Y no es nada más una actitud de los policías, no sólo el que ejecuta, sino el que tolera ese tipo de atrocidades” expresó.

“Entonces, hoy volví en la mañana en el Gabinete de Seguridad a tratar el caso y se tiene que ir a fondo y castigar a los responsables” comentó.

López Obrador no aludió a la carta enviada por el alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha, quien ofreció proporcionar toda la información que requiera la Fiscalía General de la República la cual ya investiga también el caso y envío a personal a la capital yucateca para hacer las diligencias correspondientes.