Mérida, Yucatán; 22 de septiembre de 2021 (ACOM).- Al analizar el paquete fiscal federal para 2022, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), reconoció que el presupuesto será insuficiente para la reactivación económica del país.

Santiago Pérez Arjona, presidente de IMEF-Yucatán destacó que nuestro estado podrá recuperar el crecimiento pre-pandemia en un período de 2 a 3 años. Si bien, se han ido recuperando los empleos perdidos, pero la economía no está funcionando al 100%, por lo que, el proceso de alcanzar los puestos laborales perdidos será a finales de 2021.

El paquete fiscal que presentó el gobierno federal a la Cámara de Diputados es insuficiente, conservador en donde crece el gasto corriente y los subsidios, pero esto no incentiva el crecimiento económico.

«En 2022 no se crearán nuevos impuestos federales, sin embargo, no se desarrollarán obras importantes de infraestructura -más que las obras insignia del gobierno, que se iniciaron hace tres años-«, sostuvo.

Debido a la pandemia las cadenas de suministros se rompieron, un caso específico es el sector automotriz que no tiene los “chips” el desarrollo de los vehículos.

«La economía global ha iniciado un proceso de “tapering” –la reducción de inyección de recursos a la economía vía compra de bonos a países y empresas que producen- esto es, debido a las condiciones de control de la inflación mundial, lo que también afectará a México», declaró.

Para 2022 el gobierno federal no estará apostando por el crecimiento de la economía, aunque sí aumentará el volumen de recursos a programas sociales vía Secretaría del Bienestar, sin embargo, no están enfocados a la productividad, sino a programas de interés político.

En el caso de Yucatán, en agosto se registraron 3 mil 107 empleos ante el IMSS, lo que indica que por décimo segundo mes creció el empleo en el estado, pero no alcanza a cubrir la cifra de puestos laborales en 2019. La inflación registrada en nuestro estado es del 5.21%. Uno de los factores más importante a esta inflación el precio del gas LP y también los incrementos a la gasolina.

El especialista económico insistió en que, ante la falta de recursos para proyectos de infraestructura federal, el gobierno yucateco deberá aterrizar proyectos económicos de la Iniciativa Privada para impulsar los motores económicos, como son la construcción, el comercio y los servicios, que, en mayor volumen, dan soporte a la economía y el empleo.

«El impulso del sector exportador yucateco que durante la pandemia ha incrementado su capacidad ha sido el único que ha mantenido el paso, ya que, el sector primario -la agroindustria- como el terciario -comercio y servicios- han sufrido en el proceso de recuperación, además de las más de 4 mil empresas locales que cerraron al inicio de la pandemia», señaló.

El último trimestre de 2021 será significativo con el anuncio del término de las restricciones a la movilidad que se impusieron por la pandemia. Se estima que, con el avance de la vacunación, las empresas puedan generar una mayor actividad económica y se sumen los sectores que están detenidos para reimpulsar el proceso económico a finales del presente año.