Kinchil, Yucatán; 2 de junio de 2021 (ACOM).- Un repartidor de yogures se llevó el susto de  su vida al explotarle un neumático y protagonizar una aparatosa salida de camino en la vía federal Kinchil-Celestún.

Carlos Miguel B.H., de 27 años, chofer de la empresa Yoplait, regresaba del puerto a bordo de un camión Isuzu cuando una de las llantas delanteras estalló y le hizo perder el control del vehículo, a la altura del kilómetro 51.

El protagonista del percance, que movilizó a policías municipales, estatales y elementos de la Guardia Nacional, se salió de su lado derecho y se proyectó en un árbol de chaká para luego terminar entre los matorrales.

Pese a quedar descalabrado en la cabina, el joven conductor originario de Umán resultó sano y salvo, y fue valorado por paramédicos de la ambulancia 21-G de la Secretaría de Seguridad Pública.