Hunucmá, Yucatán; 2 de abril de 2021 (ACOM).- Reconocen prestadores servicios de Sisal que han tenido dificultades para atender la demanda de visitantes que llegan a este puerto, recientemente nombrado como Pueblo Mágico.

Aunque varios establecimientos están efectuando mejoras en sus locales, afirman que aún enfrentan deficiencias de infraestructura y sobre todo, personal capacitado para atender a los turistas que llegan a este sitio, por lo que también les piden «paciencia» y comprensión, pues el destino no ofrece grandes cosas como ocurre en otros estados.

«Es para que disfruten de algo sencillo, no de grandezas. Sí tenemos comodidad, aire acondicionado, piscina, jacuzzi. Todo se está pintando y arreglando. Vamos poco a poco, yo les garantizo que, en 2 años, Sisal va a tener la infraestructura preparada para dar ese servicio», dijo Jaime Abreu Rosado, comerciante de este puerto.

Apenas en diciembre del año pasado, se otorgó la denominación de Pueblo Mágico a Sisal, situación que, según los comerciantes, les tomó por sorpresa, pues afirman que fue un proceso rápido para el cual pocos pudieron prepararse.

Sin embargo, el entrevistado informó que los prestadores de servicios realizaron mejoras en sus productos e instalaciones, aunque reconocen que hasta ahora no han podido atender la demanda, como ocurrió hace unas semanas, cuando el puerto fue abarrotado por unos 12 mil visitantes.

La llegada de la pandemia por coronavirus generó un daño económico, aunque la visita de turistas tampoco ha disminuido, pese a que las playas están cerradas los fines de semana.

De hecho, los paseantes avalaron esta medida, asegurando que es comprensible y necesaria, debido a las condiciones de la pandemia.

«Nos habían comentado que las playas iban a estar cerradas, qué bueno que tengan las previsiones. Ahora que Yucatán se ha protegido bastante bien», externó Hillary Sevilla, visitante del Estado de México.

Según los comerciantes de Sisal, desde que el sitio es considerado Pueblo Mágico, el arribo de visitantes creció un 100% por lo que varios han iniciado un proceso de capacitación y mejora para atender la demanda de los turistas.