Motul, Yucatán; 15 de septiembre de 2021 (ACOM).- En una auténtica tragedia, un joven de 24 años de edad, habitante de la comisaría de Kiní, se suicidó al consumir pastillas contra garrapatas.

La víctima fue identificada como B.C.M., quien comenzó a convulsionar tras ingerir el veneno, lo que alertó a su familia.

Rápidamente se pusieron en contacto con elementos de la policía local, que despachó un grupo de paramédicos a la localidad.

Los elementos de emergencia llegaron para cuando los signos vitales del muchacho -quien ya había confesado haber tomado las pastillas- se encontraban muy bajos.

Desgraciadamente el joven perdió la vida a los pocos minutos, por lo que se tuvo que dar parte al Servicio Médico Forense (Semefo), cuyo personal se encargó del levantamiento del cuerpo del ahora occiso.