Umán, Yucatán, 25 de octubre de 2020 (ACOM).- El guiador de un vehículo Nissan Versa protagonizó un espectacular accidente en el tramo Poxilá-Xtepén de la carretera Mérida-Campeche del cual vivió para contarlo.

De acuerdo a lo averiguado a la altura del kilómetro 145, Ángel Raymundo H.S., de 28 años, manejaba de norte a sur en estado de ebriedad y como si estuviera yendo a buscar herencia en su vehículo con placas ZAJ-937-A.

Se dirigía a su hogar en Halachó, pero debido a que estaba bajo los efectos de las bebidas alcohólicas perdió el control del volante y se subió al camellón central hasta recorrer más de 60 metros. Por la velocidad en la que conducía el Versa dio varias volteretas.

A pesar de que el vehículo acabó hecho papilla, Ángel Raymundo apenas sufrió sólo algunas lesiones y leves cortadas. De lo que no se salvó fue de la detención por conducir ebrio.

Cuando los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública esperaban a la Guardia Nacional (GN) para las diligencias respectivas, arribó un sujeto que se identificó como agente de la Policía Estatal de Investigación (PEI) quien pidió a los uniformados no avisar a la GN ya que el accidentado era su familiar y el auto está asegurado.

Sus súplicas no fueron atendidas y se quedaron hasta que llegaron efectivos de la corporación federal.