Tizimín, Yucatán; 27 de octubre de 2020 (ACOM).- El huracán Zeta se apiadó del oriente del estado, pues ocasionó daños menores a los esperados.

Fue alrededor de la medianoche de este martes cuando sus fuertes vientos y lluvias comenzaron a sentirse en el oriente ingresando a Yucatán por Chemax en Categoría 1.

La energía eléctrica se vio interrumpida por casi cuatro horas, en la mañana gran parte de la ciudad ya contaba con el servicio de nuevo.

Apenas dejó de llover, los 250 elementos de la policía municipal que se encontraban encuartelados salieron a las calles tanto de la cabecera como de comisarías para realizar trabajos de limpieza.

Únicamente se reportó la caída de algunos árboles y postes de energía eléctrica, además de ligeras inundaciones en ciertas calles.

En las labores de limpieza también participaron agentes de la SSP, Protección Civil, el Ejercito, funcionarios municipales, entre otros.

La Cruz Roja también salió a las calles para realizar una evaluación de daños.

Durante todo el día de hoy los cuerpos de emergencia realizaron trabajos titánicos para que la ciudad vuelva a la normalidad.

El alcalde Mario González se encargó de dirigir los trabajos en las comisarías, mientras que los regidores y directores de áreas en la cabecera municipal.

La jornada concluyó con saldo blanco, según informó el director de la Policía municipal Roberto Iván Pacheco Aranda. Hasta el cierre de esta nota, aún continuaban hospedadas algunas familias.