Estados deberán poner su «granito» de arena al Tren Maya

Mérida, Yucatán; 27 de septiembre de 2018 (ACOM).- Las entidades federativas tendrán que participar de manera activa para poder hacer funcional el proyecto del Tren Maya para que este pueda ser viable, afirmó el presidente del Consejo Mundial de Ingenieros Civiles, Alfonso González Fernández.

Entrevistado sobre el tema, el especialista dejó en claro que se trata de un proyecto que resulta cuantioso en inversión, debido a la construcción de la infraestructura que será utilizada, por lo que se propone un proyecto de desarrollo en el que el estado contribuya.

«Se va a necesitar una buena parte del gobierno federal para poder hacer un gasto de esta naturaleza. Buscando que los nodos y los puntos de contacto tengan un desarrollo, que es donde vamos a participar los empresarios en la construcción de esos desarrollos. (El tren Maya) tiene que ser viable, se están buscando las formas para que sea así», externó.

Explicó que por ahora la parte técnica se está trabajando, aunque remarcó que hay consideraciones en la parte ambiental y arqueológica para tener en cuenta en la inversión, insistió que en el desarrollo los estados serán cruciales.

Según estimaciones de la próxima administración federal, el Tren Maya tendrá un costo de entre 120 y 150 mil millones de pesos.

Esta obra conectará a los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo en un corredor de varios kilómetros, que tendrá varias estaciones en cada entidad.

En el caso de Yucatán, se contempla abarcar los municipios de Maxcanú, Mérida, Izamal, Chichén Itzá y Valladolid, utilizando la vía férrea que hoy existe y que es empleada por el tren de carga.

La próxima administración federal ha señalado que sería a finales de este año cuando inicien los trabajos de adecuación en las vías que empleará el tren, aunado a que se espera construir nuevos tramos para el traslado, pues se prevé que el proyecto se concluya en los primeros cuatro años del nuevo gobierno.