Mérida, Yucatán; 30 de octubre de 2020 (ACOM).- Empresarios constructores defienden la calidad y legalidad de sus desarrollos de infraestructura, ante la ola de quejas que los pusieron en duda, tras las inundaciones registradas en Mérida y otros municipios yucatecos.

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Yucatán, Raúl Aguilar Baqueiro, defendió el trabajo de sus agremiados, al tiempo que aseguró que la situación vivida este año, ha sobrepasado cualquier precedente, asegurando que será necesario mejorar el marco legal en materia de nueva infraestructura.

“Los desarrolladores que pertenecen a esta cámara, de veras, yo meto las manos al fuego porque han cumplido con toda la normativa. Yo creo que eso es importante recalcar, se han hecho las cosas como se deben de hacer. Si tenemos que evaluar que se va a tener que hacer en un futuro porque las condiciones han cambiado”, señaló.

Según el líder de la CMIC, el principal objetivo que se ha seguido, tras las inundaciones, ha sido atender a los ciudadanos que se vieron afectados, labor en la que participa la iniciativa privada, junto con las autoridades estatales y municipales.

Asimismo, reiteró su postura en torno a la magnitud de las precipitaciones, que generaron estragos en fraccionamientos, como “Las Américas” y “Santa Fe”, situación que sentó un precedente que tendrá que ser contemplado en la normativa estatal.

“Lo que está pasando obedece a una cantidad concurrente, mucho mayor que el año pasado. Está sobrepasando la normativa que tenemos. Se hicieron bien las cosas, se hicieron de acuerdo con la normativa, que está siendo superada, indudablemente. Dos, lo más importante es ayudar a la gente que está siendo afectada”, apuntó.

Se informó que continúa la labor para aplicar las medidas necesarias para atender esta situación, sobre todo, en el norte y noreste de la entidad.