Mérida, Yucatán, 12 de marzo de 2021.- Ante las diversas afectaciones que está generando la invasión a la vía pública por parte de un particular en el fraccionamiento Francisco de Montejo, vecinos de esta zona aclararon que no se trató de una tala de árboles sino el verdadero problema es la irrupción de una vialidad por la siembra indiscriminada y desordenada de plantas y árboles que ha traído sin fin de afectaciones.

En representación de los vecinos afectados, Carlos Bernal Muñoz, ciudadano que habita en esta zona, indicó que “el problema principal es una invasión del vecino de la calle 59 con 60 que invadió lo que era realmente una calle pública, con el tiempo se le pedía que la liberara, pero él en su afán de no dejar que nadie se acercara, empezó a sembrar demasiados árboles lo que generó que una calle recta se convirtiera en una curva muy peligrosa que se presta para ocurrir accidentes”, señaló.

“Aquí estamos todos los vecinos, los verdaderos afectados que nos organizamos para realizar una limpieza en la zona y únicamente trasplantamos un árbol. No fue el Gobierno del Estado, nosotros nos organizamos para que venga gente para que nos venga a ayudar y los contratamos para que nos apoyen en despejar el área, esta acción no es del Gobierno, es de la sociedad, de los vecinos hartos de esta situación”, afirmó el también padre de familia.

Se trata de una invasión de al menos 5 metros de ancho en la zona más angosta y que se extiende hasta el doble provocando que la vialidad se adecuara en forma de curva, sin embargo, para los peatones es peligroso caminar por esta calle pues únicamente en esa cuadra no se cuenta con banqueta ni un lugar seguro para pasar.

“Uno de los problemas es que cuando vienen las lluvias y vientos, los árboles afectan los cables de luz, todos están quemados y tuvo que venir la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para colocar protectores y hay empates en los cables que los pueden ver, ya que caen las ramas, hacen corto y nos quedamos sin luz, entonces no es una afectación, son varias: la luz, la calle, la poca visibilidad, lo peligroso que es andar en esta vialidad, pero además dice que estamos matando árboles y eso es mentira porque los árboles fueron trasplantados en el terreno adecuado”, indicó el vecino.

Bernal Muñoz aclaró que sólo se trasplantó una palma en el terreno baldío de en frente por lo que no se trató de una tala de árboles, pues los vecinos no buscan atentar con la naturaleza sino, contar con zonas libres y seguras para el bien común.

“Somos afectados directamente los habitantes de 3 calles, estamos hablando de mínimo 300 familias que están afectadas por esta situación y ahora no hay clases presenciales pero esta calle la utilizan sin fin de alumnos que este es su camino y tienen que meterse al monte donde hay piedras y vidrios para poder llegar seguros a los planteles”, compartió.

Los vecinos señalaron que ante el anuncio de la construcción y rehabilitación del Parque Metropolitano “Paseo Henequenes” del Gobierno del estado en coordinación con el Ayuntamiento de Mérida, se sintieron entusiastas pues, por varios años pidieron este tipo de obras para contar con espacios recreativos y seguros para sus familias.

“No queremos dejar de recibir proyectos ni que se opaquen por la desinformación de inconformes, estamos entusiasmados de recibir este tipo de obras que hagan de nuestro fraccionamiento un lugar mejor y más seguro”, finalizaron.