Mérida, Yucatán; 10 de agosto de 2021 (ACOM).- La competencia desleal sigue pasando factura a los molineros yucatecos, los cuales recurren a prácticas riesgosas o ventajosas que generan afectaciones a los establecimientos formales.

Fernando Monsiváis Rodríguez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Producción de la Masa y la Tortilla (CNIPMT), advirtió que persisten las tortillerías que operan en la ilegalidad sin que sean verificadas por las autoridades, a las que se les ha solicitado intervenir en este asunto.

“Realizan procedimientos insalubres con los que se elabora la tortilla, que no sabemos si reprocesan, si es un maíz de buena calidad y con qué tipo de agua se hace. No hay información y aprovechan algunas tortillerías para cerrar y establecerse en algunos predios donde no los revisa la autoridad”, afirmó.

“Estas personas llegan a las tiendas a vender su producto muy barato para que sus ventas sean mayores. Creen que al competir con precio van a ganar más, pero solo destruyen el mercado y perjudican a los demás compañeros”, señaló.

También, dijo que otros recurren a estrategias para evadir costos de energía eléctrica, con lo que buscan abaratar los costos que genera la producción de masa y tortilla.

Recalcó que el principal riesgo que se corre con este tipo de comercios informales es que no hay certeza de que tengan procedimientos salubres para la elaboración de la tortilla, por lo que hizo un llamado a las autoridades competentes ser más enfáticas en acabar con estas prácticas.

“Ya hemos enviado oficios, acudido a pedir apoyo al gobierno estatal, pero no hay respuesta. Nosotros no pedimos que nos regalen nada. Solo pedimos la oportunidad que nos dejen trabajar como debe de ser y ganarnos el dinero como cualquier familia mexicana”, finalizó.