Homún, Yucatán; 22 de octubre de 2020 (Félix Ucán/La Vieja Guardia).- Con el atractivo de formar parte del anillo de cenotes del cráter de Chicxulub y una creciente infraestructura de servicios, que incluye paradores, cabañas, palafitos, hoteles, restaurantes y hasta un parque acuático, Homún se perfila como uno de los principales destinos ecoturísticos de Yucatán.

Inmerso en la Reserva Estatal Geohidrológica Anillo de Cenotes, que abarca 13 municipios de la región Centro-Sur del estado, con una extensión de casi 220 mil hectáreas; Homún comienza a despuntar en el mapa turístico, no solo por la riqueza natural de sus espectaculares cenotes, sino por los nuevos productos que ofrece, la organización y el orden que impera en la actividad y la coordinación que existe entre las autoridades y los prestadores de servicios.

Con el apoyo de la Asociación Mexicana de la Industria Turística (AMIT) Yucatán, Homún recibirá un mayor impulso para promover sus atractivos y desde ahora ambos se declaran listos para participar en el Tianguis Turístico 2021 en Mérida, el escaparate nacional más importante para realizar negocios, hacer alianzas y colocar la oferta de servicios en este competido mercado.

A fin de promover los atractivos de Homún en esta etapa de reactivación económica, la AMIT organizó un viaje de familiarización a ese municipio para agencias de viajes y medios de comunicación, que incluyó seis puntos del destino: el cenote Santa Cruz, el complejo ecoturístico Santa Bárbara, el hotel Santa María, la posada Papá Grande, el parque acuático Splash y el Cenote Santa Rosa.

Encabezados por la presidenta de la AMIT Yucatán, Rosa Isela García Pantoja, y acompañados en dos sitios por el alcalde Manuel Chí Chin, el grupo realizó el recorrido para conocer de primera mano los atractivos y poder ofrecer los servicios a los turistas, en una oferta que se conjuga con artesanías, cocina tradicional, paseos en truck, baños en temazcal, sitios para acampar y la práctica de deportes extremos como la tirolesa.

El tour comenzó en el Cenote Santa Cruz, cuya propietaria Martina Ramírez Soberanis, explicó los detalles del complejo, que incluye cenotes, cabañas, área para camping, palafitos, un hostal para 8 personas, restaurante, temazcal y tirolesa, un sitio ideal para disfrutar la naturaleza y pernoctar con la familia.

Entre los precios que ofrece está el de las cabañas equipadas con camas king size en $1,100 por noche, la visita al cenote por $50 con chaleco incluido, palafitos por $150 la noche y un paquete de recorridos por varios cenotes y la comida incluida por $400.

En Santa Cruz, el alcalde Manuel Chí le dio la bienvenida al grupo, en un mensaje en el que destacó el potencial de Homún como destino ecoturístico, el esfuerzo que realizan los empresarios para ampliar la oferta de servicios y las medidas de bioseguridad que han adoptado para recibir a los turistas.

El segundo sitio visitado fue el complejo ecoturístico Santa Bárbara, propiedad de Evelio Echeverría Chan y su familia, donde ofrecen un recorrido por tres cenotes, Cascabel, Chacsikín y Xoch, a bordo de trucks tirados por caballos, en bicicleta o a pie para quienes gustan del senderismo.

Existe la opción de hacerlo en un vehículo de la empresa para adultos mayores y personas con discapacidad.

Los tres cenotes tienen sus atractivos, pero, sin duda, el más espectacular es el Xoch (tecolote o búho en maya), un cenote abierto, de 40 metros de profundidad, con escaleras de piedra en el acceso, el cual remata en un túnel que hasta antes de las fuertes lluvias permitía entrar a pie y ahora, debido a que está inundado, se entra nadando, en lo que constituye un atractivo más del sitio.

Santa Bárbara abre todos los días de 9 de la mañana a 5 de la tarde, el paseo por los tres cenotes cuesta $150, que incluye chaleco y transporte; los niños de 1 a 3 años entran gratis y los de 5 a 10 años pagan $75.

El guía Miguel Chan Canul afirmó que antes de la pandemia recibían 800 turistas al día y hoy se empieza a recuperar con un promedio de 150 los fines de semana. El sitio cuenta con restaurante de comida yucateca y una pequeña tienda de artesanías.

El tercer punto fue el hotel Santa María, de Laura Góngora Salas, que cuenta con 10 habitaciones, sencillas con camas king size y dobles con camas matrimoniales, aire acondicionado, internet, agua caliente, alberca, un restaurante de comida típica con capacidad para 60 comensales y amplio estacionamiento.

La habitación sencilla está en $500 la noche y la doble en $700, puede incluir desayunos previa solicitud, y ofrecen una habitación especial con amenidades para lunamieleros. Cuenta con todos los protocolos de sanidad e higiene.

El cuarto sitio del recorrido fue la posada Papá Grande, de Héctor León Chan, que tiene 10 habitaciones, con tarifas de $450 la sencilla, $550 la doble y $650 la triple, cuenta con servicio de televisión, internet, aire acondicionado, agua caliente y frigobar.

También ofrecen renta de hamacas en $30 y se pueden habilitar más camas en los cuartos si los clientes lo solicitan.

El quinto punto fue el parque acuático Splash, de Effy Cabrera y su hijo Saúl Echeverría Cabrera, un sitio familiar con toboganes, alberca con barra de bebidas y chapoteadero; servicio de salvavidas, palapas, camastros, vestidores, regaderas y un restaurante con comida tradicional y todo tipo de cocteles.

La entrada es de $40, los adultos mayores y personas con discapacidad no pagan, abren los fines de semana al 30% de su capacidad por la contingencia.

Antes de la pandemia recibían hasta 800 personas por día los fines de semana y el acceso actualmente es con previa reservación al 9994 86-8036 o su página de Facebook. El balneario está en fase de ampliación.

En ese sitio, Rosa Isela García presentó a los nuevos socios de la AMIT y dirigió un mensaje en el que convocó a los prestadores de servicios a hacer alianzas con empresarios turísticos locales, regionales y nacionales, a fin de atraer más visitantes a Homún y hacer viable el actual modelo de negocios.

Agradeció al alcalde Manuel Chí, a su equipo de trabajo de la AMIT y a los nuevos socios de esa agrupación, quienes son: Martina Ramírez, Evelio Echeverría, Laura Góngora, Héctor León, Effy Cabrera y Saúl Echeverría, Gabriel Cabrera Chan, del Cenote Santa Rosa; Gabriel y Josué Luna, de la transportadora Vantastic, y Alejandro Guillermo, de la agencia de viajes Aventurismo México.

La presidenta recalcó la importancia de sumar voluntades entre los prestadores de servicios y de crear nuevos productos y servicios para ofrecer al turismo.

Asimismo, anunció que el 28 y 29 de noviembre próximo habrá otro fam trip para recorrer el circuito turístico del Sur, “Legado del Mayab”, que une a los municipios de Tekit, Tekax y Oxkutzcab, un evento que marcará la reactivación de este interesante proyecto del interior del Estado.

El alcalde Chí Chin afirmó que los empresarios trabajan de común acuerdo con el Ayuntamiento, lo que permite organizar y poner orden en la actividad, dijo que el 60% de los pobladores dependen del turismo, un sector que desplazó al henequén, y consideró que Homún, con sus 120 cenotes -de los cuales 25 están en activo con desarrollos-, tiene un gran potencial para convertirse en uno de los sitios ecoturísticos más visitados de Yucatán.

El recorrido terminó en el Cenote Santa Rosa, de Gabriel Cabrera, otro espléndido sitio que cuenta con dos cenotes, uno cerrado y otro abierto con escalera de piedra, que le da una vista espectacular; seis cabañas, equipadas con camas king size, hamacas, una pequeña sala, tocador, televisor, internet y aire acondicionado.

Las tarifas van de los $800, para 4 personas, a los $1,200, ésta ultima para seis personas.

El parque ecoturístico se complementa con tiendas de artesanías, un restaurante de comida tradicional, un espectáculo de jarana y una pequeña réplica de una pirámide maya, ubicados en amplia explanada. Los artesanos son cobijados por el empresario para apoyarlos en su economía familiar.