Mérida, Yucatán; 28 de septiembre de 2021 (ACOM).- La industria de los astilleros está llamada a convertirse en el motor económico no solo de la región, sino del país. Edgardo Martínez Duarte, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Maderera en Yucatán destacó que un proyecto de la magnitud de la ampliación del Puerto de Progreso ayuda a que inversionistas de todas partes del mundo pongan la mirada en Yucatán.

«La apuesta por el desarrollo portuario de nuestro estado permitirá un crecimiento en empleos, inversiones, pero sobre todo la consolidación logística de Yucatán en materia de exportaciones que podrán crecer gracias a las muchas marcas de productos que fabrican las empresas locales», señaló.

Mauricio Vila destacó que el proyecto para el desarrollo del puerto se mantiene en píe y si bien se canceló la licitación federal, esto es debido a que, no se realizará con recursos gubernamentales, sino con inversión privada, lo que se complementará con una propuesta de invitación a las empresas interesadas que se construirán la ampliación de los muelles, el dragado y el desarrollo portuario que se ha programado para cruceros.

Las empresas interesadas analizan las condiciones y se están completando los estudios técnicos para completar el proyecto ejecutivo que deberá iniciar una vez que las empresas propuestas concreten las condiciones financieras que permitirá crear las condiciones para la instalación de las empresas de astilleros.

El presidente de la Canainma resaltó que, este tipo de desarrollos de infraestructura y logística nacional empujará al crecimiento económico de la región de la península.

«Invertir en la infraestructura del Puerto de Progreso garantiza que las exportaciones yucatecas sigan al alza, en que sólo en el primer trimestre de este año rompieron récord con una cifra de 260 millones de dólares», comentó.

Las nuevas obras en Progreso serán un catalizador para la industria en Yucatán, ya que, la llegada de los astilleros será una enorme oportunidad para el sector maderero, por la demanda que tienen estas empresas de estos insumos, pero también por las características y mano de obra que se requiere para este tipo de tareas.

“Las empresas que están llegando a nuestro estado demandan madera para embalajes, producción de madera en grandes volúmenes. Contar con un puerto con infraestructura moderna como la que se planea para Progreso, tendrá una alta demanda de productos fabricados con madera, lo que obliga a las empresas yucatecas a enfocarse en proyectos mucho más especializados y profesionales”, destacó.

Se debe tener en cuenta que las oportunidades no vendrán a buscar al empresario, sino que deberá abrirse paso para poder tener acceso a las oportunidades comerciales y de negocios que se están generando en Yucatán.

El pasado viernes, Ernesto Herrera Novelo titular de Sefoet, precisó que la ampliación del Puerto de Progreso va para adelante, para lo que necesita Yucatán, específicamente Progreso.

Será la IP la encargada de invertir en la concesión que ascenderá a unos 4, mil 200 millones de pesos para el desarrollo portuario planteado desde hace una década para incrementar las condiciones logísticas del puerto, comentó.