Mérida, Yucatán; 23 de julio de 2021 (ACOM).- Las ventas de carne de cerdo están peor que en la etapa de confinamiento de la pandemia por coronavirus, reportó la Alianza de Tablajeros y Abastecedores de Mérida.

El secretario de esta agrupación, Juan Molina Borge, dijo que la adquisición de este producto cayó de manera importante los últimos meses, pese a que las personas tienen mayor libertad de salir y hacer sus compras, aunque el incremento en el costo de la carne estaría incidiendo en la ausencia de clientes.

«Está más baja la venta ahorita que el año pasado, que estábamos empezando la pandemia», dijo.

Refirió que, en comparación con julio del año pasado, el costo de la carne de cerdo aumentó unos 25 pesos, pues en 2020 se cotizaba en 75 pesos por kilo y ahora alcanza los 100.

Informó que la venta cayó un 50% más que en el mismo periodo, pero del 2020, en plena contingencia sanitaria, situación que orilló a los abastecedores a disminuir la planta de trabajadores.

«Por más que quisimos aguantar a los mismos empleados de acá, por lo mismo que no hay la venta tuvimos que descansarlos. Muchos ya llevan 5, 6 meses sin el trabajo que tenían acá seguro, ya por muchos años», externó.

Los oferentes pidieron a los ciudadanos no dejar de preferir la carne de cerdo fresca, ya que esto ayudará a recuperar las pérdidas generadas los últimos meses.