Mérida, Yucatán, 12 de agosto de 2021 (ACOM). – Después de sostener una reunión con el gobernador Mauricio Vila Dosal, la señora Dora María Ravelo Echeverría, madre de José Eduardo, el joven que presuntamente murió por agresiones de policías municipales, vislumbró una esperanza de que se le hará justicia, según manifestó.

«El gobernador se comprometió a darle seguimiento al caso, sea quien sea el culpable y eso me pone más tranquila», aseguró Dora María Ravelo, al salir del encuentro en Palacio de Gobierno.

«El gobernador hizo acuerdos, no defendió a nadie y vemos un compromiso con un gobierno que si quiere acuerdos y esperemos que se den», señaló la mujer, quien estuvo acompañada de su abogado, Andrés Nieves, y su hijo.

Señaló que el mandatario yucateco también ofreció que la carpeta de investigación por el presunto crimen de su hijo se va a integrar, aunque no se vincule a los policías imputados por este hecho, al tiempo que afirmó que hubo el compromiso de detener a los culpables.

«Se portaron muy bien conmigo. Siempre he dicho que mi hijo fue atacado y que la Fiscalía me ayudó bastante. Jamás pensé que mi hijo se fuera a morir, pero ellos me ayudaron mucho», apuntó.

«El gobernador me dijo claramente que, aunque salgan libres el proceso seguirá contra quien resulte responsable que, indudablemente, fueron policías», apuntó.

«Ahora ya me siento más segura y más tranquila», agregó.

En el sitio, la mujer también aclaró que ayer no recibió ninguna oferta de dinero por parte del alcalde, Renán Barrera Concha, como se manejó en varios medios de comunicación, con tal de que esta desista de sus acusaciones en contra de la Policía Municipal.

«Nunca hubo dinero ni antes ni después de la reunión», aclaró.