Ciudad de México; 7 de abril de 2022 (Excélsior).- La producción de la industria automotriz en México no logra repuntar de manera significativa, pues sigue enfrentándose a la baja oferta de semiconductores, que ha llevado a las armadoras a modificar continuamente sus planes operativos.

En su reporte mensual, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) detalló que al cierre del primer trimestre del año el sector logró producir 849 mil 976 unidades, la cifra es 3.4% superior en comparación a los 821 mil 124 autos del mismo periodo del año pasado.

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) aseguró que aun cuando la industria automotriz mexicana mostró señales positivas, también está siendo afectada por el alto precio de los combustibles, las tensiones internacionales y los nuevos confinamientos en Asia. Estos “Factores que siguen desequilibrando elementos que integran la oferta y demanda de la industria”.

En el caso de las exportaciones se registró un total de 680 mil 992 autos enviados principalmente a Estados Unidos, la cifra es 1.8% más respecto a las 693 mil 639 unidades del primer trimestre de 2021.