Mérida, Yucatán; 1 de diciembre de 2021 (ACOM).- Empresarios del ramo automotriz han pasado peripecias en cuanto a la importación de productos provenientes de Asia, debido a graves atrasos en el proceso de envío.

Según el integrante del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (COMCE) en Yucatán, Jorge Habib Abimerhi, la industria ha enfrentado severas afectaciones por este problema, en el que la pandemia por Covid-19 juega un papel importante.

Los tiempos de envío de materiales y partes se han incrementado de manera notoria, lo que propicia que la industria se detenga por momentos, afectando la producción.

«De antes eran 25 días de Asia a Manzanillo, ahora se duplicó y casi va por el triple. No es que tarde el barco en llegar, que si hay marineros enfermos de Covid, que si la autoridad china no permite que zarpen, que no han descargado contenedores», señaló.

Este problema lo enfrentan empresarios que están fabricando partes en China, principalmente, las cuales enfrentan severos apuros para regresar el producto a México, situación que también desencadena un aspecto relacionado con la falta de vigilancia de los productos considerados hechos en el país.

«No se está verificando el contenido regional de los productos. Hay compañías trasnacionales establecidas que surten componentes a la industria automotriz nacional que dependen de sus matrices en Asia. Con la disminución de la comunicación naviera, ha habido paros de producción en la producción automotriz nacional. Si fabrica en Asia y lo pasa como producto mexicano, es una afectación», externó.